UE

JP Morgan calcula un 40% de probabilidad de que no haya Brexit

La libra repunta un 0,5% contra el dólar

La primera ministra británica, Theresa May.
La primera ministra británica, Theresa May. AP

A pocos días para que el Parlamento británico vote el pacto de Theresa May con la Unión Europea para una salida ordenada del Reino Unido, los analistas de JP Morgan ven cada vez más probable una marcha atrás en el Brexit. En un informe publicado hoy, calculan un 40% de probablidades de que el Reino Unido siga en una unión. Antes calculaban el 20%.

Las nuevas expectativas de JP Morgan llegan después de varias derrotas parlamentarias de Theresa May, que arrojan serias dudas sobre su capacidad para llevar a cabo sus planes. La marcha atrás, además, se vería favorecida por la opinión del Abogao General de la UE, que considera que el Reino Unido puede desactivar unilateralmente el artículo 50 y seguir en la Unión. "El Reino Unido ahora tiene la opción de revocar el Brexit y tomarse un tiempo para decidir qué hacer". Aunque la opinión legal del abogado no es vinculante, el Tribunal (cuyo dictamen sí lo es) suele seguir sus recomendaciones.

La libra ha subido con fuerza tras la noticia, pasando de empatar contra el dólar a repuntar un 0,5%. Ayer tocó mínimo en 17 meses después de que ayer May perdiera dos votaciones, en la Cámara de los Comunes y en el grupo conservador. Pero, al contrario de cotizar un Brexit sin acuerdo (malo para la divisa), hoy cotiza la anulación de la ruptura. El ministro Liam Fox, euroescéptico, ha apuntado la posibilidad de que no haya Brexit: "Es posible que el Parlamento robe la voluntad del pueblo", aseguró.

JP Morgan considera que es más probable un segundo referéndum que unas elecciones generales. Los analistas calculan, en todo caso, que es más probable un Brexit con acuerdo (50% de probabilidad, frente al 60% anterior), y solo ven un 10% de riesgo de un Brexit sin acuerdo.

Salvaguarda "indefinida" en Irlanda

El Gobierno británico divulgó hoy el análisis legal completo del acuerdo del "brexit", tras ser forzado el martes por el Parlamento, y que desvela que la salvaguarda referida a la frontera irlandesa puede ser "indefinida".

En el asesoramiento legal, el abogado general del Estado, Geoffrey Cox, precisa que la salvaguarda pensada para que la República de Irlanda y la provincia británica de Irlanda del Norte mantengan la frontera abierta puede "perdurar de manera indefinida".

Esa garantía, conocida como "backstop", prevé que el Reino Unido permanezca en la unión aduanera de la UE y que Irlanda del Norte también esté alineada con ciertas normas del mercado único, salvo que Londres y Bruselas presenten una solución alternativa para la frontera o hasta que establezcan una nueva relación comercial.

Normas