Impuestos

La UE fracasa de nuevo en su intento de sacar adelante la 'tasa Google'

La nueva propuesta de Francia y Alemania, que sólo gravaría los ingresos publicitarios, no encuentra apoyos

Nadia Calviño señala que ese planteamiento se queda "corto de ambición"

 La ministra española de Economía, Nadia Calviño (dcha), su homólogo italiano Giovanni Tria (c), y el ministro alemán de Finanzas, Olaf Scholz, a su llegada al Ecofin.
La ministra española de Economía, Nadia Calviño (dcha), su homólogo italiano Giovanni Tria (c), y el ministro alemán de Finanzas, Olaf Scholz, a su llegada al Ecofin. EFE

Los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea (Ecofin) han sido incapaces de nuevo de lograr un consenso para sacar adelante un impuesto a las multinacionales digitales, ni siquiera sobre la base de la nueva propuesta elaborada por Francia y Alemania que sólo gravaría los ingresos recaudados por servicios publicitarios.

Austria, que este semestre ostenta la presidencia de turno de la UE, había planteado al resto de socios europeos una nueva propuesta de compromiso que retrasaba la entrada en vigor de este gravamen al 1 de enero de 2022, a la espera de una solución antes en la OCDE, pero el debate se ha centrado principalmente en la nueva idea franco-alemana.

La propuesta del francés Bruno Le Maire y su homólogo alemán Olaf Scholz reduce el ámbito de aplicación del impuesto a los ingresos recaudados por servicios publicitarios, eliminando así las actividades de intermediación que permiten a los usuarios interactuar entre ellos para facilitar la venta de bienes y servicios y la venta de datos de los usuarios.

El documento franco-alemán urge al resto de Estados miembros a adoptar este impuesto "sin retrasos" y como muy tarde en marzo de 2019, para que pueda aplicarse a partir del 1 de enero de 2021 "si no se ha encontrado entonces una solución internacional". En caso de que se logre un pacto global, París y Berlín el gravaven europeo expiraría en 2025.

En el debate, la ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, ha señalado que el planteamiento de Francia y Alemania se queda "corte de ambición" por limitarse a los servicios publicitarios, al tiempo que ha defendido la necesidad de acordar una "armonización mínima" para que los países que lo deseen puedan ser "más ambiciosos".

A su vez, el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Pierre Moscovici, ha apuntado que la propuesta de París y Berlín ofrece "un posible camino" para adoptar la tasa digital. También ha asegurado el francés que estará atento a las "preocupaciones" expresadas por una serie de delegaciones y ha pedido continuar con los debates "de manera constructiva".

Normas