Batacazo en Wall Street por las dudas de la guerra comercial y el temor a una recesión en Estados Unidos

El Nasdaq cede un 3,8% mientras el Dow Jones baja un 3,10%

El bono a tres años de EE UU ya paga más que la deuda a cinco, por primera vez desde 2007

Ibex 35
Un operador de la Bolsa de Nueva York. AP

Wall Street vuelve a vivir una jornada de pánico. Los inversores han apretado el botón de vender ante las dudas que genera la posibilidad de un acuerdo comercial con china y los temores cada vez más inminente de recesión, un proceso que se vería acelerado con el fracaso de las negociaciones entre EE UU y China. De nuevo, el tecnológico Nasdaq vuelve a ser el índice más sacudido con descensos que superaron el 3,8%, mientras el Dow Jones y el S&P 500 bajaron un 3,10% y un 3,25%.

Los rumores que apuntan a un cambio de ciclo en la primera economía del mundo pesaron sobre el ánimo de los inversores. De momento los datos macro siguen reflejando solidez, pero la posibilidad de que las negociaciones entre China y EE UU caigan en saco roto alimentan los fantasmas de recesión.

Principales cotizaciones

IBEX 35 8.773,50 0,84%
EUROSTOXX 50 3.053,21 0,43%
DOW JONES 23.675,64 0,35%
USD x EUR 0,8775 -0,295%
Petroleo Brent 56,800 0,960%

Estos temores se dejan sentir en el mercado de deuda y fueron los plazos cortos los que mejor recogieron esta influencia. Una de las primeras señales inequívocas de cambio de ciclo en las últimas crisis ha sido la inversión de la curva de tipos, algo que parece que empieza a suceder. Por primera vez desde 2007, los bonos a dos y tres años de EE UU pagan más que la deuda cinco. En concreto, los títulos con vencimiento 2020 y 2021 cotizan al 2,79% y 2,8% mientras la deuda a cinco se sitúa en el 2,78%.

Los repuntes de las rentabilidades en los vencimientos más cortos contrastan con la caída de los plazos largos. De momento, la deuda estadounidense con vencimiento 2028 sigue pagando más que las referencias anteriores, pero los diferenciales se estrechan de manera significativa. La rentabilidad de la deuda con vencimiento en 2028 cae del 2,96% del lunes al 2,89% de ayer. Lejos queda ya el 3,2% que registró en octubre cuando el presidente de la Fed afirmó su intención de seguir subiendo los tipos de manera agresiva, unas palabras que se ha visto obligado a rectificar en sus últimas intervenciones. En un intento de calmar al mercado Powell subrayó que los tipos están cerca de su tasa neutral.

El escenario que empieza a reflejar el mercado aceleró las pérdidas en Wall Street, pero las consecuencias no se limitaron a la renta variables estadounidense, sino que tuvo su efecto en la renta fija europeo, en concreto, la alemana. Los miedos aceleraron el trasvase de flujos de dinero de EE UU a Europa y el principal receptor es el bono alemán, que se convierte en una apuesta sobresegura. La rentabilidad del bund cayó ayer al 0,26%, su nivel más bajo desde mayo, coincidiendo con el revuelo causado por la formación de Gobierno en Italia.

Poco ha durado la alegría entre los inversores. La euforia despertada por la tregua comercial entre EE UU y China este fin de semana se va diluyendo conforme avanzan las horas. En un entorno en el que hay más dudas que certezas los inversores prefieren dejar los cabos bien atados y evitar sobresaltos de última hora. Después de comenzar diciembre con un alza del 1,13%, hoy el Ibex corrige casi en la misma proporción. El selectivo español se deja un 1,28% y vuelve a perder los 9.100 puntos. 

Donald Trump ha vuelto a elevar el tono y como viene siendo una costumbre el medio empleado ha sido Twiiter. En un mensaje publicado este martes, el magnate ha dejado claro que le gustan los aranceles de manera que si pasados los 90 días no se alcanza un pacto, volvería a reactivar las tarifas. Es decir, cumpliría su amenaza de subir del 10% al 25% los aranceles sobre los 200.000 millones de dólares de productos asiáticos. A esto hay que sumar las declaraciones sobre el principal asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, que ha afirma que no existen garantías de que el acuerdo comercial se concrete.

EE UU tiene claro que la oportunidad que ahora se abre será dura y la primera economía del mundo no está dispuesta a dejar pasar la ocasión para hacer cumplir sus exigencias. La mejor prueba de que el periodo que ahora se abre será complicado es el nombramiento de Robert Lighthizer como líder de las negociaciones. Se trata de una de las voces más críticas con Pekín. Las casas de análisis se quejan además de no saber con exactitud a partir de que día comienza la cuenta atrás del periodo de gracia para lograr un acercamiento y evitar el recrudecimiento de la guerra comercial.

Todos estos interrogantes llevaron a los inversores a apostar por la recogida de beneficios. Las caídas registradas por la Bolsa española se mantuvieron en línea con el resto de índices europeos. Si el lunes el más alcista fue el Mib italiano, hoy se convierte en el selectivo con peor desempeño al ceder un 1,37%. El Dax alemán se deja un 1,14%; el Cac francés, un 0,82% mientras el Euro Stoxx y el FTSE británico retroceden un 0,8% y 0,56%, respectivamente.Juan José Fernández Figares, director de análisis de Link Securities, considera "normal que los mercados de valores se tomen un respiro, sobre todo tras las alzas que han experimentado en las últimas sesiones, alzas que ha sido muy pronunciadas en las Bolsas estadounidenses". 

Los descensos de la Bolsa española se vieron agravados por el informe de Goldman Sachs alertando de un impacto de hasta 44.000 millones si la justicia europea tumba el IRPH. Los expertos del banco rebajan su recomendación sobre CaixaBank (-2,84%) desde neutral a vender y sacan a Sabadell (-2,98%) de su lista de valores con convicción para comprar. No obstante, los mayores descensos corrieron a cargo de BBVA (-3,17%). El resto de entidades también se vieron castigadas por las ventas. Bankia bajó un 2,98% mientras Bankinter y Santander se dejaron un 2,72% y 2,45% respectivamente.

A pesar de estos fuertes descensos, las mayores caídas de la Bolsa española corrieron a cargo de Dia (-6,64%), que revalida sus mínimos históricos tras nombrar a Enrique Weickert nuevo director financiero. Acerinox, por su parte, cedió un 3,2%.

En el lado opuesto se situaron Red Eléctrica (2,68%), Enagás (1,74%) y Endesa (1,08%). Es decir, los valores de corte defensivo que se vieron penalizados una jornada antes.

En la deuda española, el Tesoro Público español ha colocado un total de 4.086 millones de euros en letras a seis y doce meses, dentro de la horquilla prevista (entre 3.500 y 4.500 millones) y a intereses negativos pero ligeramente superiores que la anterior emisión. La prima de riesgo española sube dos punto básico hasta 122 puntos y la italiana otro, hasta 285.

Normas