A Tencent Music le costará alcanzar las notas altas de Spotify

La gran prima de su OPV en Nueva York respecto a su rival sueco es difícil de justificar

Concierto de la banda Beyond en Hong Kong.
Concierto de la banda Beyond en Hong Kong.

A Tencent Music Entertainment le costará alcanzar las notas altas de Spotify. El titán de las redes sociales y los juegos de China va a sacar a Bolsa su rama de música en streaming con una valoración de hasta 24.500 millones de dólares (21.500 millones de euros). Las ventas suben, y la unidad cuenta con un modelo de negocio novedoso y rentable. Sin embargo, la gran prima de la compañía respecto a Spotify es difícil de justificar.

La aplicación de música más importante de China planeaba originalmente recaudar al menos 2.000 millones de dólares (1.800 millones de euros) en octubre, según dijeron entonces fuentes cercanas. Pero la caída del mercado a nivel mundial, agravada por las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, hizo que la OPV de Tencent Music se retrasara.

Ahora el plan es vender hasta 1.200 millones de dólares (1.100 millones de euros) en acciones en una oferta pública de venta de perfil más bajo programada para mediados de diciembre en la Bolsa de Nueva York. La matriz Tencent aportará 32 millones de dólares (28 millones de euros) adicionales en apoyo, elevando así su participación al 62%.

En la parte superior de la gama de precios de la operación, Tencent Music valdrá aproximadamente lo mismo que Spotify. Suponiendo que los ingresos del grupo chino sigan creciendo al mismo ritmo que en los nueve meses anteriores, hasta alcanzar los 2.600 millones de dólares (2.300 millones de euros), esto representa un crecimiento de 9,4 veces las ventas de este año. Eso es más de dos veces el múltiplo de su rival sueco, dirigido por Daniel Elk.

Es cierto que el crecimiento está siendo impresionante y que, a diferencia de Spotify, Tencent Music ya está en números negros. Las ganancias entre enero y septiembre se triplicaron con creces en comparación con el año anterior, alcanzando los 393 millones de dólares (345 millones de euros). Esto se debe a los servicios de “entretenimiento social” de la compañía, como el karaoke online y las aplicaciones de transmisión en directo que hacen dinero con los fans que compran regalos virtuales y demás de sus artistas favoritos. Los ingresos de este segmento de rápido crecimiento por sí solo representan alrededor del 70% del total de la compañía.

Sin embargo, la brecha de valoración sigue pareciendo demasiado grande. Tencent Music dice que los oyentes de pago de sus aplicaciones de streaming aumentaron un 36% desde el año pasado hasta 25 millones en septiembre. Eso es muy inferior a los suscriptores de Spotify, que crecieron un 40% con respecto al año anterior hasta alcanzar los 87 millones. El grupo sueco tiene además un mercado global: América Latina representa más de una quinta parte de sus usuarios activos mensuales. Además, aunque Tencent Music ha invertido enormes sumas en la expansión de su catálogo de música y en la lucha contra la piratería, obtiene menos ingresos medios por abonado que en 2016. No es motivo para darse tanto bombo.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Normas