El director financiero, el arquitecto de las empresas

Han pasado de vigilarlas cuentas a ser los guardianes del crecimiento

Deben ser los impulsores de la transformación digital

El director financiero, el arquitecto de las empresas
GETTY IMAGES

Las empresas vuelven a poner el foco en el crecimiento rentable. A pesar de que una mayoría de los directivos, el 62%, según un estudio de Accenture, basa sus iniciativas de crecimiento en la reducción de costes, las expectativas están puestas en los directores financieros, en los CFO, los vigilantes de las finanzas de una organización, para que, más que un obstáculo, sean los verdaderos dinamizadores del cambio tecnológico. “Aquellos que den un paso adelante para administrar las oportunidades brindadas por la tecnología serán los verdaderos guardianes de la empresa”, explica Sandra Moreno, managing director de Accenture Strategy.

El objetivo es que se conviertan en los arquitectos del valor de las compañías. En esa conversión están, afirma Diego Martínez, director financiero de Orange, quien asegura que el perfil de este tipo de profesionales ha dado, o tiene que dar, un giro radical. Porque ya no tiene que ejercer con el “papel del clásico contable auditor, sino que ha pasado a tener un papel más basado en la toma de decisiones, dado que tiene que aprovechar todas las oportunidades que ofrece el mundo digital”. Esto significa, prosigue este ejecutivo, que no ha de tener miedo en asignar recursos a una compañía y hacer que con la digitalización vaya más allá. “Es una figura más de partner estratégico e impulsor del cambio digital en toda la compañía”, indica Martínez.

Pero ¿están los CFO preparados para conseguir mayor valor de negocio para sus empresas? Por un lado, algunos todavía están en la fase de enfrentarse al desafío de desarrollar las capacidades básicas requeridas, mientras que otros han aprovechado las nuevas tecnologías, además de modelos operativos, para conducir mejoras y aumentar la eficiencia en los procesos. Y un pequeño grupo es el que ha elevado el papel de las finanzas en su organización al mejorar los procesos financieros a nivel global. O lo que es lo mismo, han aprovechado la planificación de recursos de la empresa y compartido los servicios, lo que también ha permitido integrar por completo las finanzas en otras funciones de la organización, ­desde adquisiciones y cadena de suministro hasta recursos humanos y operaciones.

Y son las nuevas tecnologías las que ayudan a los directores financieros a identificar y conseguir nuevas formas de trabajar. De hecho, el 72% de estos ejecutivos centran sus esfuerzos en mejorar el rendimiento mediante la adopción de tecnología digital, ya que creen que la automatización de procesos con robótica o computación cognitiva reduce el potencial humano para cometer errores y puede mejorar la calidad del servicio, llegando a disminuir los costes operativos, según la citada consultora, en un 80%. “En 2021, más de la mitad de las tareas financieras estarán automatizadas en España, un país que en este sentido va mucho más avanzado que la media europea. Es importante identificar en qué áreas se puede generar más valor con la tecnología”, señala Moreno.

En este sentido, el director de finanzas de Heineken, Ignacio Panizo, resalta que a lo largo de más de dos décadas de profesión en compañías como Coca-Cola y Microsoft ha comprobado cómo el rol de este puesto ha ido evolucionando, pasando de “salvaguardar los libros de la compañía a estar orientados a la creación de valor”. En su opinión, hay otra evolución adicional, como es ser el catalizador de la transformación digital. “Ya no cuadramos cuentas ni pagamos nóminas, ahora tenemos que entender cómo crear valor, cómo marcar líneas estratégicas, ser expertos en corrientes de nuevas tendencias empujadas por la transformación tecnológica, de manera que sepamos conectar con los clientes y consumidores”, afirma Panizo, que advierte sobre los grandes cambios que se han vivido dentro de las organizaciones en cuatro décadas, en las que se ha pasado de trabajar con hoja y papel, después con ordenador y ahora lo importante es extraer el valor del dato.

“Esta transformación de los modelos de negocio afecta a todas las industrias. Además de vender por internet, podemos vender nuestras capacidades a otros, como está pasando con los fabricantes de automoción”, explica el directivo de Heineken, quien defiende firmemente el papel de los financieros dentro de la elaboración de la estrategia y de la asignación de recursos. Porque el “dueño del dato hoy es el dueño de la construcción de la nueva historia, el que añade valor a la empresa, y para ello tiene que haber disposición para abrazar el cambio y aceptar hacer las cosas de manera diferente”, añade Panizo.

También lo cree su colega de Orange, quien asegura que en una década ha pasado de ser el guardián de las cuentas al guardián del valor de las empresas. “Tenemos que ver cómo apoyar y dar mejor soporte y contribuir al cambio, tanto en la organización de procesos como en sistemas y personas”, apunta Diego Martínez. Y se refiere a la automatización máxima de la función financiera, “a robotizar tareas, a ser innovadores, no solo a ganar en eficiencia, sino también en las nuevas capacitaciones de los empleados”. Asevera que, por ejemplo, en el área de finanzas de Orange el 10% de los empleados trabajan en las herramientas del mañana, en robotización. “Tenemos que centrarnos en la automatización de procesos, de tareas que añaden poco valor, y trabajar en construir propuestas que añadan valor añadido a los clientes”, concluye Martínez.

Todo este cambio, indica la directiva de Accenture, requiere de habilidades y de talento de la función financiera. “Se necesitan perfiles que conozcan la información y traducirla para la toma de decisiones”, comenta Sandra Moreno, quien apunta otro reto importante, como es la resistencia de los empleados en España a trabajar con máquinas. “Y el reto del director financiero es sacar el máximo valor tanto de las personas como de las máquinas, ha de ser el empuje para que se haga este cambio”, concluye.

Normas