Los objetivos de Allianz para 2021 abren la puerta a una gran fusión

La compra de XL Group por parte de AXA debería servirle de advertencia

El logotipo de Allianz, en su torre de París.
El logotipo de Allianz, en su torre de París.

Allianz parece haber cambiado de opinión sobre las fusiones. La aseguradora lleva un crecimiento constante de beneficios en los últimos años, y prometió más el viernes. Pero una mirada de cerca al objetivo de capital sugiere que está dejando margen para una gran compra. La de XL Group por parte de AXA debería servirle de advertencia.

AXA descubrió el coste de decepcionar a los inversores al pagar 13.000 millones de euros por la reaseguradora en marzo. Su acción ha caído un 15% desde entonces. Eso puso presión al CEO, Thomas Buberl, para que ideara un plan impactante que pusiera a los inversores de su lado. El miércoles prometió aumentar el retorno sobre capital y los ingresos y obtener más ahorros de XL de lo que se esperaba.

Allianz, que ha logrado fácilmente sus objetivos anteriores y ha evitado las fusiones, afrontaba menos presión. Pero si se mira más allá de su modesto objetivo de aumentar las ganancias por acción en más de un 5% anual hasta 2021, podría estar preparándose para más emociones. Los inversores estaban atentos a los objetivos de capital para ver cuánto efectivo se les podría devolver a través de recompras y dividendos. Allianz se había comprometido a mantener su ratio de Solvencia II entre el 180% y el 220%. A finales de septiembre, era del 229%. El viernes, empero, la compañía rebajó el extremo superior, sin aclarar que haría con el excedente.

Con al menos 15.000 millones de capital por encima del límite inferior de su objetivo de solvencia, Allianz puede permitirse gastar mucho. Una peculiaridad en la forma en que se mide el capital de las aseguradoras implica además que la diversificación de su negocio a través de una adquisición podría hacer más eficiente su base de capital.

No obstante, la experiencia de AXA recuerda que las adquisiciones pueden molestar a los inversores. Allianz ha puesto cinco obstáculos para cualquier acuerdo, incluyendo que encaje estratégicamente, que genere efectivo y que beneficie a las metas de solvencia. Pero dada la clara preferencia de los inversores por el efectivo, cualquier cosa que no sea una compra ejemplar corre el riesgo de tener una recepción gélida.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Normas