La fiscalía rechaza la 'doctrina Botín' en el juicio

Goirigolzarri considera nulo el impacto del caso Bankia sobre el negocio de la entidad

El presidente del banco afirma que “se diferencia el pasado y el presente”

La Fiscalía Anticorrupción acepta las acusaciones populares

José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia, y Jaume Giró, director de la Fundación Bancaria La Caixa.
José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia, y Jaume Giró, director de la Fundación Bancaria La Caixa.

El presidente ejecutivo de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, considera que la apertura del juicio oral sobre la salida a Bolsa de Bankia no está teniendo ningún impacto en el negocio de la entidad financiera, si bien reconoce que no es algo bueno.

En un diálogo abierto con el director general de la Fundación Bancaria La Caixa, Jaume Giró, con motivo de la conferencia anual de Corporate Excellence-Centre for Reputation Leadership, de la que Giró es presidente, Goirigolzarri remarcó que “ha habito un cambio en la percepción de los clientes. Los dos primeros años [de la nueva cúpula que él preside] teníamos un impacto inmediato, una correlación depósitos-noticias. Hoy, seis años después, esta correlación es inexistente. El presidente ejecutivo de Bankia remarcó que el cliente “diferencia el pasado y el presente”. “Bueno no es, pero en nuestro negocio es nulo”, subrayó.

En el juicio que se sustancia ante la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, la Fiscalía Anticorrupción rechazó ayer aplicar la denominada doctrina Botín, que supondría eliminar del proceso a las acusaciones populares, al considerar que el presunto perjucio derivado de la salida a Bolsa de Bankia no se limitó únicamente al Fondo de Rees­tructuración Ordenada Bancaria (FROB).

La doctrina Botín fue adoptada por el Tribunal Supremo en 2007 para cerrar el caso de las cesiones de crédito en el que estaba implicado el presidente de Banco Santander, Emilio Botín, y establecía que las acusaciones populares no podían pedir la apertura de juicio oral cuando la fiscalía y los perjudicados hubieran solicitado el sobreseimiento de la causa.

Goirigolzarri se mostró optimista respecto a la crisis reputacional que vive la banca, “porque salimos de una base bastante baja”. Si bien reconoció que se cometieron errores, “porque somos falibles y cometemos errores”, aseguró que las prácticas en el sistema financiero “han mejorado de manera evidente”. Porque la reputación “es una consecuencia del trabajo bien hecho. La reputación tiene una base de principios y valores y además tener una ejecución acorde con ellos”. “Tenemos que hacer un esfuerzo escuchando a la al sociedad, con una labor pedagógica acerca de que la banca es fundamental para la sociedad”, aseveró.

Mercado hipotecario

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, aseguró que hay que transmitir que “el sistema financiero es muy competitivo y es útil porque ha permitido a las empresas financiarse a precios más bajos. Y además, “gracias al mercado hipotecario, el 80% de los españoles han tenido acceso a la propiedad, a tipos de interés más bajos que británicos o alemanes”.

En relación con el asunto del impuesto sobre actos jurídicos documentados, el presidente ejecutivo de Bankia valoró que desde la banca "no hemos sabido hacernos oír. En todo este proceso la banca lo que ha hecho ha sido cumplir la ley. Antes del decreto y después, lo que hemos hecho es cumplir la ley". Y "sin comerlo ni beberlo, hemos recibido un golpe reputacional".

Normas