Telefónica lleva su deuda de Londres a cotizar en Dublín por el Brexit

Dice a los tenedores de sus bonos que el cambio no tendrá ningún impacto

Telefónica lleva su deuda de Londres a cotizar en Dublín por el Brexit

Telefónica ha decidido trasladar su mercado principal de cotización de su deuda desde Londres a Dublín. En un comunicado para los bonistas publicado en el mercado londinense, la operadora española alude a la alta incertidumbre en torno a la relación futura entre Reino Unido y la Unión Europea (UE) como consecuencia del Brexit. Los instrumentos financieros que se mudan a la capital irlandesa forman parte de su Programa de Emisiones de Deuda de su filial Telefónica Emisiones, que prevé la colocación de hasta 40.000 millones de euros.

En el comunicado, la operadora señala que el movimiento se extiende a un total de 23 emisiones vivas (20 de ellas en euros y tres en libras esterlinas), por un importe conjunto superior a 20.500 millones de euros.

“Avisamos a los tenedores de los instrumentos financieros que el emisor va a mover la cotización a Irlanda, para que sean admitidos a cotización en el mercado regulado del Irish Stock Exchange, en Euronext Dublin”, dice Telefónica en este comunicado.

La operadora española, no obstante, deja claro que el cambio en la sede de la cotización de sus instrumentos financieros no tendrá impacto para los tenedores de esa deuda.

En la actualidad, la deuda de Telefónica cotiza en el mercado de Londres, y a partir de ahora lo hará también en la capital de la República de Irlanda, como mercado principal.

La teleco indica que busca proteger a los emisores y tenedores de bonos ante potenciales consecuencias adversas, asegurando que la deuda permanece cotizada en un mercado regulado dentro de la zona del Área Económica Europea. De hecho, se advierte que el London Stock Exchange podría cesar como mercado regulado bajo la directiva 2014/65/EU.

En cualquier caso, Telefónica no es la primera compañía en realizar esta mudanza. Distintas empresas españolas y de otros países del Viejo Continente han trasladado la cotización de su deuda desde Londres a plazas financieras como Dublín o Luxemburgo durante los últimos meses.

Normas