Eléctricas

Enel prevé que Endesa suba un 15% su ebitda de aquí a 2021

La eléctrica invertirá 5.500 millones en España, buena parte de ellos en renovables

El dividendo alcanzará los 0,36 euros por acción en 2021

Presentación del plan estratégico de Enel.
Presentación del plan estratégico de Enel.

La compañía eléctrica Enel, propietaria al 70% de la española Endesa, ha anunciado durante la presentación de su plan estratégico 2018-20121 en Milán que la inversión en la Península Ibérica será de 5.500 millones de euros en el periodo, un aumento del 10% (500 millones) respecto al plan anterior. El grupo italiano estima, además, que el ebitda de Endesa será de 3.400 millones en 2018; 3.600 millones en 2019; 3.700 millones en 2020 y 3.900 millones en 2021. Según datos de Bloomberg, estas previsiones son algo peores de lo previsto para 2018 (se esperan 3.500 millones), pero ligeramente mejores para los demás ejercicios. 

“Nuestro plan es sólido y confirma nuestro crecimiento sostenible y creemos que el crecimiento seguirá más allá de 2021. Hemos supuesto un aumento del ebitda del 6% hasta 2021 y seguiremos pagando el 70% en dividendo para ofrecer una mayor visibilidad a los accionistas. Nos hemos comprometido con algo que confiamos que confirme el buen desempeño del grupo”, ha valorado, Alberto De Paoli, director de finanzas de Enel.

La firma italiana aumentará el pago del dividendo mínimo por acción desde los 0,28 euros en 2018 hasta los 0,36 euros en 2021.  “Desde el año 2015 hemos centrado todos los objetivos en una mejora significativa de la generación de flujo de caja que, unido a una aceleración del crecimiento, nos ha permitido mejorar la remuneración de nuestros accionistas, incrementando el dividendo por acción desde los 0,16 euros a 0,28 euros en el 2018, y aumentar el pago, que prevemos que se mantenga estable en el 70% de los beneficios durante todo el periodo que dure el plan”, ha afirmado el consejero delegado del grupo, Francesco Starace.

Descarbonización

En pleno proceso de descarbonización, la firma italiana prevé una inversión bruta de 11.500 millones en energía renovable, de los cuales 1.700 irán destinados a la Península Ibérica. “Los clientes nos piden más energías renovables y nosotros lo podemos ofrecer gracias al desarrollo de nuestra amplia red y a través de la digitalización”, ha valorado Starace. Y es que, según los datos proporcionados por Enel, a finales de este año la energía cero emisiones generada por el grupo alcanzará el 45% y estima que alcance el 62% en 2021.

Del total de 16.500 millones de euros que invertirá la empresa en el desarrollo de activos, 10.600 irán destinados a energías renovables, un 42%, y “reforzará el enfoque en mercados donde tenemos una presencia integrada como Italia, España, Chile y Brasil”. El aumento de la capacidad de renovables se situará en 11,6 GW y se estima que produzca un incremento del ebitda en 1.000 millones de euros. El resto de inversiones se dividen en un 40% en redes; 5% en retail; 4% sostenibilidad del crecimiento de Enel; y el 9% restante a la generación termoeléctrica.

El plan 2018-2021 de Enel prevé un aumento del ebitda ordinario de en torno al 20%, desde los 16.200 millones de euros en 2018 hasta los 19.4000 millones al final del periodo. “El sólido crecimiento industrial y los programas de eficiencia nos han permitido incrementar progresivamente el ebitda ordinario hasta los 16.200 millones a finales de 2018, un nivel que nos fijamos en 2015 y que se ha confirmado”, ha declarado Starace.

Respecto al cierre anunciado recientemente por Endesa de dos plantas de carbón en España, ubicadas en Cubillos del Sil (León) y Andorra (Teruel), el consejero delegado de Enel ha asegurado que los márgenes de la empresa no se verán afectados.

“El cierre de las plantas de carbón tendrá un efecto nulo en los márgenes. Estas plantas funcionaban porque tenían subvenciones y al desaparecer estas ayudas no hay razones por las cuales deban seguir funcionando. Es uno de los motivos por los que aceleramos el desarrollo de renovables. Esta energía es necesaria para compensar la generación térmica”, ha señalado Starace, aunque ha instado a esperar a la jornada de inversores de Endesa, que se celebrará mañana, para aumentar los detalles. 

“Se están abriendo muchos debates respecto al carbón en Europa. Todos los análisis coinciden en señalar que para 2040 o 2050 ya no se usará el carbón. Algunos países lo han eliminado y otros están en proceso de hacerlo, por lo que a día de hoy no se prevé seguir invirtiendo en este negocio”, ha añadido Starace. 

 Planes de digitalización

Según ha explicado el consejero delegado de la firma, uno de los principales objetivos del grupo es la mejora de la eficiencia que estima en 1.200 millones de euros al fin del periodo. La digitalización de todos los sectores de actividad será el principal motor para reducir costes operativos, con el objetivo de reducirlos a 8.100 millones en 2021, una disminución del 8% en este tipo de gastos.

“Queremos que la digitalización sea completa. Hemos enfocado la estrategia en cuidar el planeta y no talar árboles. Hemos llegado a ser una organización más eficiente y rentable y vamos a seguir de esta manera. Todo esto es importante porque la transformación que encara nuestra industria da la posibilidad de muchas oportunidades y estamos en una buena posición para aprovecharlas todas”, ha afirmado Alberto De Paoli.

Por su parte, el consejero delegado de Enel ha justificado la eficiencia para mantener el mayor pago en dividendos a los inversores. “Somos líderes de esta transición. Vamos a sustentar este plan apoyados en nuestro know how, disminuyendo el impacto en el planeta y siendo rentables. Vamos a encontrar nuevas formas para aumentar el valor para los inversores. Hemos comprobado que podemos ofrecer dividendos muy importantes en estos tres años, los mayores en toda nuestra historia y tenemos la confianza de conseguir todos los objetivos”, ha valorado Starace.

 

Normas