Amrest planea un ‘road show’ entre grandes fondos para ganar accionistas

El propietario de La Tagliatella cuenta con entre 200 y 300 socios

La compañía tendrá más sencillo el acceso al mercado de deuda

Amrest planea un ‘road show’ entre grandes fondos para ganar accionistas

Si todo sigue el guion, el gigante europeo de las cadenas de restauración, Amrest, comenzará a cotizar en el mercado español este miércoles 21 de noviembre a partir de las 11 de la mañana. Lo hará a través de un listing, lo que en esencia supone trasladar a España parte de las acciones que ya cotizan en Polonia sin necesidad de levantar capital con títulos nuevos (OPS) ni de vender acciones existentes (OPV).

Sin embargo, este no será el destino final del dueño de La Tagliatella, valorado en unos 2.000 millones de euros. En Varsovia, cotiza con una capitalización de unos 8.500 millones de zlotys con un precio por título de cerca de 39 zlotys por título (unos 9,3 euros). Estar presente en el mercado de valores español será el principio del viaje de Amrest por las grandes Bolsas europeas, donde se propone atraer nuevos inversores.

El equipo gestor –comandado por Carlos Fernández, presidente de su primer accionista, el Grupo Finnancess– planea realizarcon la banca de inversión un road show (presentaciones) por los grandes núcleos de inversión, como Londres y Frácfort, a inicios de 2019.

Una de las razones para que Amrest empiece a cotizar en España es su intención de ampliar la base inversora e incrementar su número de accionistas, actualmente entre los 200 y los 300, según fuentes financieras. Uno de los atractivos del desembarco en el mercado español –en puridad, no es una salida a Bolsa puesto que ya cotiza en Polonia– es precisamente tener mayor acceso a los grandes fondos internacionales.

JB Capital Markets, la firma que preside Javier Botín, hermano de la presidenta de Santander, ya realizó una labor previa a comienzos de octubre. Entonces, la entidad realizó presentaciones con el objetivo de ejecutar una ampliación de capital por 70 millones de euros a 9,44 euros por acción que supuso el 3,38% de su número actual de títulos. La compañía efectuó esa colocación acelerada, sin derecho de suscripción preferente, para financiar en parte la adquisición de Sushi Shop, anunciada el pasado 25 de julio por unos 240 millones.

También Nomura ha realizado tareas de asesoramiento para la empresa, y fuentes financieras explican que Amrest cuenta con un elenco de asesores con el que ha trabajado y seguirá trabajando en el futuro.

Finaccess desembarcó en la empresa que preside Henry McGovern en agosto de 2015. Entonces compró al fondo de capital riesgo Warburg Pincus el 32%. Un año más tarde lanzó una opa que elevó su participación hasta el 56,38% actual. Los otros accionistas significativos a cierre de septiembre eran los consejeros Henry McGovern y Steven Kent Winegar, con un 10,67% a través de la sociedad Gosha Holding, un fondo de la aseguradora Nationale-Nederlanden (5,21%), el fondo luxemburgués Artal (4,95%), y otro vehículo de Aviva (3,31%). El restante 19,48% cotiza libremente en Bolsa. Su cotización ha pasado de los 10 zlotys por acción de inicios de 2015 al nivel actual, aunque todavía esta lejos del récord de 51,5 zlotys que alcanzó el pasado mes de mayo.

Más a largo plazo, otro de los incentivos de Amrest es acceder al mercado de bonos en euros. Su deuda neta a 30 de septiembre era de 379 millones de euros, lo que supone una ratio de endeudamiento de 2,33 veces respecto al beneficio bruto de explotación (ebitda) de los últimos 12 meses. Su nivel de apalancamiento está lejos del compromiso de un máximo de 3,2 veces. La posibilidad de emitir en euros es una realidad más cercana y sencilla si cotiza en la Bolsa española.

La empresa, con más de 40.000 empleados y alrededor de 2.000 restaurantes entre los propios y los que gestiona, obtuvo unos ingresos de 1.104 millones de euros entre enero y septiembre, un 25,6% más que en el mismo periodo del año pasado, con un beneficio operativo (ebit) de 52 millones, en línea con el logrado en 2017, y un beneficio neto de 30,2 millones, un 9% inferior.

Los analistas confían en que marque nuevos máximos

Potencial. Los analistas confían en que el desembarco de Amrest en la Bolsa española suponga un espaldarazo para sus acciones. La mayoría de los expertos que sigue el valor aconseja comprar títulos de la compañía. Y el consenso de los analistas consultados por Bloomberg le asigna un precio objetivo de 46,52 zlotys (10,78 euros), con un potencial cercano al 20% respecto a su cotización actual. La empresa está presente en Polonia, República Checa, Hungría, Rusia, Bulgaria, Serbia, Croacia, Rumanía, Eslovaquia, España, Francia, Alemania, Austria, Eslovenia Portugal y China. Amrest ya aprobó el traslado de su sede social a Pozuelo de Alarcón (Madrid) desde la actual en Breslavia (Polonia) en octubre de 2017.

Normas