La tensión política en Europa tambalea los mercados: el Ibex cede un 0,85% en la semana y se aleja de los 9.100

El viernes el selectivo español concluyó con una caída del 0,18%

La libra recupera parte de lo perdido después de firmar el jueves su peor sesión en dos años

Imagen de una agencia de valores en Tokio.
Imagen de una agencia de valores en Tokio. AP

Brexit. Esa fue la palabra más repetida a lo largo de la semana. El acuerdo técnico firmado el martes entre Reino Unido y la UE de los 27 para evitar una salida desordenada no termina de convencer a los inversores. El optimismo inicial dio paso a las dudas y con ellas las esperanzas se fueron desvaneciendo. Esto tuvo su reflejo en la renta variable europea.

El Ibex 35 no permanece ajeno a esta tendencia. El viernes el selectivo español concluyó con una caída del 0,18%, pérdidas que en las últimas cinco sesiones se amplían al 0,85%. El índice se aleja progresivamente de los 9.100 y corta la racha alcista de las dos últimas semanas.

La primera ministra británica, Theresa May, se enfrenta a un momento crítico. A la dimisión de varios miembros de su gabinete, entre ellos el ministro del Brexit y la responsable de Trabajo, se suma el incremento de las voces críticas dentro de su partido, algo que hace aun más complicado su permanencia al frente del Ejecutivo así como la obtención del visto bueno en el Parlamento al pacto. Desde Macroyield no descartan unas elecciones anticipadas con “el Brexit como estrella”. Pese a las dudas mostradas en las últimas sesiones los expertos de la firma creen que la opción más probable sigue siendo un Brexit blando.

Principales cotizaciones

IBEX 35 8.853,40 1,35%
EUROSTOXX 50 3.107,97 1,72%
DOW JONES 24.527,27 0,64%
USD x EUR 0,8794 -0,023%
Petroleo Brent 60,440 0,482%

Las dudas que despierta el proceso se dejaron sentir en la libra, el activo más volátil en la semana. Después de registrar el jueves la mayor caída en su crece frente al dólar desde diciembre de 2016 (-1,68%) el viernes se afanó por recuperar parte del terreno perdido y al cierre de los mercados europeos sumaba un 0,49% hasta los 1,28% billetes verdes.

Por extraño que resulte la debilidad de la moneda británica sirve de impulso al FTSE debido al elevado grado de internacionalización de las compañías que lo integran. Pero esta vez esto no resultó suficiente y el viernes la Bolsa de Londrés concluyó con una caída del 0,34%, descensos que en la semana alcanzan el 1,29%.

La falta de concreción sobre el futuro de Reino Unido encontró en las aerolíneas su principal damnificado. En el mercado español el principal representante es IAG, compañía resultante de la fusión de British Airways e Iberia. El jueves la cotizada cayó un 4,69% y tras subir un 0,7% el viernes, en la semana las caídas se limitan al 2,9%. Más acusadas fueron los recortes de Ryanair que en los últimos cinco días se deja un 8,58% frente al descenso del 7,34% de Easyjet.

En el mercado español, Sabadell (subió 0,13% el viernes) y Santander (-0,23%) son las otras dos las cotizadas con mayor exposición a Reino Unido. No obstante, el viernes, las mayores caídas corrieron a cargo de Colonial (-2,33%) que el jueves al cierre del mercado comunicó sus resultados que arrojan un recorte de las ganancias del 38%. A la socimi le siguieron Cie Automotive (-1,61%) y BBVA (-1,33%). En el lado opuesto destacaron Meliá (2,83%), Técnicas Reunidas (1,67%) y Acciona (1,32%). Fuera del selectivo destacan las caídas de OHL que en la semana se desploma un 42,39%, hasta los 0,6 euros por acción.

Las caídas registradas por el Ibex 35 y el FTSE no son una excepción. El resto de índices europeos se sumaron a la corriente. El Dax alemán bajo un 0,11% el viernes dejándose un 1,63% en la semana; el Cac francés (-0,17%) cae un 1,6% en la semana y de nuevo el Mib italiano (-0,14%) vuelve a ser el índice con peor desempeño en los últimas cinco sesiones (-1,97%).

El otro problema político que asola a los mercados europeos es el presupuesto de Italia. El martes venció el plazo para que Roma enviara un nuevo proyecto a Bruselas, pero el Ejecutivo populista se negó a cambiar su plan y continúa adelante con el objetivo de déficit del 2,4% para 2019. El miércoles próximo la CE debe dar una respuesta. Aunque de momento la tensión permanece bajo control, la rentabilidad de la deuda italiana a diez años empieza a mostrar nerviosismo. El bono cerró el viernes en al filo del 3,5% con la prima de riesgo en los 312 puntos básicos. Más estable se muestra el mercado español con la deuda con vencimiento en 2028 en el 1,6% y el riesgo país en los 127.

El Brent, a las puertas de los 67

Semana negra para el crudo. El barril de petróleo Brent se deja un 4,8% y firma su sexta semana consecutiva de descensos, algo que no sucedía desde julio de 2015. Desde los máximos del año las caídas alcanzan el 22,6% y concluye el viernes en los 66,8 dólares. Lejos quedan los 86 billetes verdes que marcó en octubre, momento en el que las firmas de análisis se apresusaron para actualizar sus previsiones y fijar como techo los 100 dólares, un nivel que a día de hoy parece inalcanzable.

Los descensos de los últimos días se producen en un momento en el que se empieza a hablar de un nuevo desajuste entre la oferta y la demanda. En concreto, las cifras apuntan a un exceso de oferta en 1,1 millones de barriles diarios, una cifra que podría aumentar si la economía pierde tracción.

Ante este escenario, muchos empiezan a hablar de un nuevo recorte de la producción por parte de los miembros de la OPEP, una decisión que se debatirá en la próxima reunión del cártel en diciembre. Mientras tanto Donald Trump continúa adelante en su cruzada contra la organización y les insta a no modificar su producción, mientras en EE UU el fraking marcha viento en popa y a toda vela.

Normas