Cuentas trimestrales

Las empresas del Ibex reducen su deuda en 10.800 millones hasta septiembre

El endeudamiento conjunto suma 159.557 millones, un 6,3% menos

Repsol y Telefónica lideran el recorte, mientras Colonial eleva su deuda en 1.400 millones

Deuda Ibex pulsa en la foto

Las empresas que componen el Ibex 35 continúan con una progresiva reducción de sus niveles de apalancamiento tras cerrarse los tres primeros trimestres del ejercicio. En ese periodo, las firmas del selectivo han acumulado una deuda financiera neta de 159.557 millones de euros, un 6,1% menos que a 30 de septiembre del año anterior, cuando se alcanzaron los 170.370 millones. En estas cifras no están incluidos los bancos ni Mapfre, al no contar con variables comparables a las del resto de compañías.

Estas han aprovechado la mejora generalizada de los ingresos y del beneficio de explotación durante los nueve primeros meses del año, pese a la incertidumbre económica y política que se ha instalado en España en los últimos meses,. y a las turbulencias en mercados fundamentales para algunas de las empresas del Ibex, como el caso de Argentina. Los ingresos consiguieron remontar un 3,35% y el ebitda un 8,1%, mejoras que han contribuido a proseguir en la senda del desapalancamiento.

Esta, eso sí, no ha sido uniforme para todas. De las 28 tenidas en consideración en el análisis, 11 consiguieron reducir su endeudamiento financiero, algunas de ellas además de una forma ostensible. Son los casos de Telefónica y Repsol. A 30 de septiembre, la compañía de telecomunicaciones había reducido su apalancamiento en más de 4.500 millones de euros, pasando de 47.222 millones a 42.636, un 9,7% menos que en la misma fecha del año anterior.

El tercer trimestre de 2018 fue el sexto consecutivo en el que la compañía presidida por José María Álvarez-Pallete reducía su nivel de deuda neta gracias, por un lado, a una sólida generación de caja libre por importe de 1.420 millones, y a las desinversiones por 449 millones, entre ellas la venta de una participación indirecta del 9.99% del capital de Telxius a Amancio Ortega por 379 millones.

Mayor aún ha sido la reducción de la deuda que ha experimentado Repsol en 12 meses. En su caso, esta ha descendido un 67%, pasando de rozar los 7.000 millones a 30 de septiembre de 2017 a situarse en 2.304 millones. Dos factores principales influyen en esta caída. De una parte, la caja generada por sus negocios durante el año, que llega a 3.723 millones, un 427% más que hace un año.

Por otro, la desinversión en Naturgy, antigua Gas Natural. La petrolera llegó a un acuerdo en febrero con CVC y Corporación Alba para la venta del 20,1% del capital que mantenía en la compañía gasística, por un precio de 3.816 millones de euros, lo que para Repsol significó apuntarse una plusvalía de 400 millones.

Amortización

Precisamente Naturgy es la tercera compañía del Ibex que más ha reducido su endeudamiento acumulado en el tiempo transcurrido del ejercicio. Su pasivo financiero neto se sitúa en 13.575 millones de euros, 2.148 millones menos que un año antes, una reducción del 13,7%. Durante el tercer trimestre, la compañía que preside Francisco Reynés recurrió a su caja para amortizar deuda corporativa bancaria, incluidos 1.270 millones denominados en euros y 390 millones denominados en dólares. En octubre también completó la recompra de 314 millones de euros en bonos.

ACS es otra de las compañías del Ibex que más han recortado su endeudamiento: 1.544 millones, pasando de un saldo negativo de 1.416 millones al cierre del tercer trimestre de 2017 a una caja positiva de 128 millones. En abril de este año, su filial de servicios emitió 750 millones de euros en bonos verdes a ocho años, para refinanciar buena parte de su pasivo financiero.

Las siguientes que más rebajan su deuda neta son ArcelorMittal, Acciona, Ferrovial y Enagas, mientras que Inditex aumenta su caja neta en 479 millones en 12 meses.

En el lado contrario, la inmobiliaria Colonial es la que más ha aumentado de forma cuantitativa su deuda financiera neta, alcanzando los 4.344 millones a 30 de septiembre, un 47,4% más que un año antes, debido, sobre todo, a la adquisición de Axiare. Iberdrola también aumentó su apalancamiento de forma significativa, en 1.103 millones, debido a las inversiones acometidas en los últimos meses. Su rival en el mercado eléctrico, Endesa, vio su deuda financiera repuntar un 15%, en 887 millones, según la empresa debido al reparto de dividendos entre sus accionistas.
Sin embargo, el incremento porcentual más elevado lo ha sufrido Viscofan. La compañía de envolturas para el sector cárnico ha disparado su deuda en un 195% en los últimos 12 meses, pasando de 17,1 millones a 50,5. En sus últimos resultados trimestrales, el grupo revisó a la baja sus objetivos para el final del ejercicio, lo que le ha llevado a perder cerca del 20% de su cotización en Bolsa desde finales de octubre.

Eso sí, todo el recorte de deuda de los últimos 12 meses de las empresas no financieras del Ibex se concentró en el último trimestre de 2017. Desde el cierre de ese ejercicio hasta el 30 de septiembre pasado, la deuda se ha elevado ligeramente, en algo más de 100 millones.

Normas