El resultado de las firmas del Ibex coge carrerilla de la mano de los ingresos

El resultado de explotación repunta un 8%, hasta los 53.780 millones

La facturación se sobrepone a las divisas emergentes y sube un 3,3%

Resultados Ibex pulsa en la foto

El beneficio de las empresas del Ibex 35 sigue mostrando signos de fortaleza. En un trimestre agitado para los mercados y las divisas emergentes, las cotizadas españolas lograron sobreponerse a la tempestad y a cierre septiembre los integrantes del selectivo –para Inditex se incluyen los datos de cierre de semestre– consiguieron un beneficio acumulado de 32.236 millones, un 1,54% menos que el mismo periodo de 2017. En un momento en el que empieza a hablarse de desaceleración el resultado de explotación permanece ajeno y repunta un 8,1% (53.279,52 millones).

La desviación en el beneficio responde en gran medida a las pérdidas extraordinarias de Naturgy. La compañía que preside Francisco Reynés registró unos números rojos de 3.040 millones tras la depreciación de activos de generación eléctrica por importe de 4.905 millones. Si se excluye este efecto extraordinario, el beneficio del selectivo español habría aumentado un 10,4%, hasta los 35.206 millones. Junto a Naturgy, la otra compañía que cerró el trimestre en pérdidas fue Cellnex con unos números rojos de 26 millones derivados de los costes del ERE.

Uno de los grandes hándicap del Ibex 35 es su exposición al sector bancario. El índice cuenta con hasta seis representantes, que en conjunto, mejoraron sus resultados un 12,27%, hasta los 13.228,4 millones. Entre las seis entidades aglutinan el 41,6% del resultado del selectivo. Solo Sabadell escapó a la tendencia alcista con una caída del 62%% de su resultado debido a un conjunto de factores: el descenso en un 51% de las operaciones financieras, el incremento en un 10% de los gastos fruto de la reestructuración de su filial británica TBS y los problemas informativos y el alza del 5% de las provisiones para sanear su balance de activos tóxicos.

Sabadell no fue la única cotizada que experimentó una desaceleración en sus ganancias. Otras ocho se sumaron a la corriente frente a las 22 que lo subieron, 10 de las cuales experimentaron repuntes de doble dígito. Destacados son los descensos de Técnicas Reunidas (-89,46%) y Ferrovial (-84,7%). El sobrecoste de los proyectos y la depreciación de la lira explican el pobre resultado de la ingeniera. Por su parte, la empresa de infraestructuras logró decir adiós a pérdidas las del semestre, pero sus cuentas se vieron lastradas por la provisión de 237 millones para hacer frente a las pérdidas de un contrato de su filial británica Amey. En la parte alta de la tabla sobresale Cie Automotive. El recién llegado al Ibex 35 duplicó sus ganancias, un resultado extraordinario que obedece a la salida de Dominion. Le sigue a cierta distancia IAG (57,4%) con un beneficio de 2514 millones.

La depreciación de las divisas emergentes no impidió a la facturación del selectivo continuar creciendo. La caída de la lira turca y el peso argentino unido a la hiperinflación en ese país tuvo su impacto en firmas como Telefónica, Mapfre, Dia, Naturgy, Santander y BBVA. Solo Argentina le ha costado 800 millones a las empresas españolas. Con todo, las cotizadas han logrado sacar pecho y cerrar el tercer trimestre con unos ingresos de 386.369 millones, un 3,3% más. La internacionacionalización, unido a la mejora de la demanda interna explican esta resistencia.

Normas