Madrid, la necesidad de un relato de ciudad

La promoción eficaz de la capital, especialmente en el exterior, resulta vital para atraer inversiones y talento

Centro de Madrid.
Centro de Madrid.

A lo largo de las últimas décadas se ha producido un profundo cambio en la vida urbana a nivel mundial, tanto en magnitud como en naturaleza. La riqueza y los recursos se han acumulado en ciudades globales que desempeñan un papel central como motores de la economía mundial.

Unas ciudades, entre las que se encuentra Madrid, que asumen sin complejos el desafío de intentar resolver los problemas de la vida actual: la competitividad económica, la desigualdad, los desafíos de la diversidad social y los imperativos de la sostenibilidad ambiental.

Y Madrid, como ciudad global, está construyendo un relato de ciudad propio que le permitirá significarse con la personalidad y características que le son naturales.

Este relato es una historia compartida, elaborada a partir de nuestra forma de ser y de nuestros valores. Es una forma de mostrarnos como una ciudad cercana, abierta, amable y acogedora. Madrid es una ciudad abierta y diversa porque los madrileños somos así, y la hacemos así cada día.

El hecho de que esta identidad corresponda a un rasgo tangible y real, constituye una oportunidad muy poderosa para comunicar Madrid de una forma efectiva y diferenciada en el exterior, al tiempo que sirve como herramienta de cohesión que genera sentido de pertenencia en la propia ciudad.

Hemos descubierto, en el año largo de investigación y encuestas, que lejos de ser una imagen naif, inadecuada para presentar atractivos para inversores o en otros campos distintos del turismo o la cultura, no lo es: entronca con la clave de la comunicación de cualquier empresa, institución o ciudad: las personas. En el marco de ese esfuerzo comunicativo del relato de ciudad, la promoción de Madrid, especialmente a nivel internacional, resulta imprescindible para la atracción de inversiones y del talento.

En este contexto, el recién creado Alto Consejo Asesor para la promoción de la ciudad de Madrid, iniciativa impulsada por el Ayuntamiento de Madrid con la colaboración del Instituto Choiseul España, juega un importante papel, aunando las mejores energías de agentes públicos y privados para consolidar Madrid como una de las ciudades del mundo con mejor imagen y reputación, reforzando su atractivo para el turismo, el talento, las inversiones y, en definitiva, para la generación de riqueza y empleo en la ciudad.

Esta iniciativa nos parece necesaria, y de ahí nuestro apoyo. El haber sido capaces de aglutinar a más de treinta instituciones, asociaciones y empresas nos proveerá de visiones, opiniones y propuestas de acción que enriquecerán sin duda la labor de promoción de nuestra ciudad por parte del Ayuntamiento,

Con una situación estratégica que ofrece acceso privilegiado a mercados clave de Europa, Asia, América Latina y el norte de África, Madrid tiene una economía moderna basada en el conocimiento, en la que los servicios representan casi el 88,7% de la actividad empresarial.

Considerada una de las ciudades del mundo con mayor influencia económica, Madrid es la primera economía de España y concentra las sedes del gobierno, instituciones, embajadas, empresas, organismos internacionales y grandes centros financieros.

Madrid es hoy una capital global y conectada. Madrid atrae inversión y talento para que se puedan crear nuevos negocios y empresas en un entorno de seguridad y confianza, con cargas impositivas reducidas frente a otros mercados europeos y numerosas alternativas de financiación.

Madrid lidera la inversión extranjera al atraer 8.383 millones de euros en el primer semestre de 2018, el 70 % del total nacional (un 43,7% más respecto del mismo periodo en 2017). Los fondos para invertir en la región de Madrid se incrementaron en 2016 un 41% (4.150 M. euros)

Madrid es la primera región de España por creación de empresas, solo en el mes de abril de 2018 se crearon más de 2000 empresas, y una de las ciudades del mundo donde más se incrementó el empleo entre 2014 y 2016.

Pero además de todo ello, Madrid es una ciudad que se esfuerza en integrar, en no dejar a nadie atrás, en reequilibrar el reparto de la riqueza, en ser percibida como la ciudad del abrazo, que acoge a todos los visitantes con simpatía y con empatía. Trabajar para desarrollar y consolidar estos rasgos existentes de Madrid es trabajar no sólo para mejorar el posicionamiento y la diferenciación de la ciudad, es también hacerlo a favor de su desarrollo, de su progreso.

Esperemos lograr esta imagen porque nos la ganemos y que lo hagamos, entre todos, para lanzar este modelo de ciudad tan necesario en estos tiempos que tienden a la polarización.

Luis Cueto es coordinador general de la alcaldía de Madrid

Normas