Foro Asesores: la transformación no es cuestión de tecnología, sino de liderazgo

La empresa debe 'desaprender' sus rutinas obsoletas

La adopción de técnicas eficientes es un reto a corto plazo

Foro Asesores: la transformación no es cuestión de tecnología, sino de liderazgo

La tecnología avanza cada vez más deprisa, y con ella la sociedad. Por ello, es necesario que los despachos entiendan estos cambios y sepan adaptarse a ellos a través de la transformación. No obstante, y como defiende Enrique Dans, profesor de innovación de IE Business School, la tecnología es cada vez más sencilla y más barata, por lo que "quien no se adapta no es porque no puede, sino porque no quiere".

Durante la jornada Foro Asesores, organizada por Wolters Kluwer, Dans subrayó que no solo es necesario estar al tanto de los nuevos avances en innovación y aplicarlos, sino que también hay que cambiar las pautas de comportamiento o rutinas en el funcionamiento del despacho. "Para poder adaptarse, el primer paso es desaprender", apuntó.

Y es que, a la velocidad a la que va la tecnología, se corre el riesgo de adoptar medidas que sean menos eficientes que otras, por lo que resulta de vital importancia mantenerse actualizado. "En el momento que hay una innovación, los competidores han de adaptarse lo antes posible para no quedarse obsoletos" concluyó.

En esta línea, Josep Aragonés, managing director de Wolters Kluwer, apuntó que la llegada de nuevos factores en el sector ha revolucionado tanto despachos como empresas. Conceptos como ciberseguridad, inteligencia artificial, digital marketing o user experience están ahora a la orden del día, y las empresas que quieran ser competitivas y transformarse han de tenerlos en cuenta. No obstante, todos estos factores giran alrededor de la información que recopilan las empresas, conocida como big data.

En este aspecto, Chema Alonso, chief data officer en Telefónica, destacó las posibilidades ventajosas que los datos aportan a la compañía, mejorando su competitividad. "Los datos son esenciales para tomar buenas decisiones". agregó. No obstante, este tema en particular suscita mucho rechazo o reticencia debido a otras cuestiones como protección de datos o privacidad. Por ello, Alonso matizó que "si se enfocan desde un punto de vista a favor del cliente, los datos aportan muchísima ventaja a la empresa".

Riesgos de la innovación

A pesar de todas las ventajas que aportan las nuevas tecnologías, es imprescindible tener en cuenta la ciberseguridad. Alberto Hernández, Director General del Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE), insistió en que las empresas deben adoptar todas las precauciones y medidas posibles para evitar posibles riesgos y ataques. "Solo en el año 2016 el Ministerio de Interior registró más de 65.000 ciberataques en España", apuntó Hernández. Principalmente se usa malware o virus, con el objetivo de entrar en el sistema de la empresa y robar información sin ser detectado. Otro ataque generalizado es el pishing. En este tipo de ataque, el hacker suplanta, por ejemplo, la compañía eléctrica de la víctima y envía un email con una factura de la luz muy elevada para que el usuario lo abra y el virus penetre en el sistema.

Diversidad: factor estratégico

Uno de los aspectos importantes que tiene que tener en cuenta la empresa si quiere transformarse y ser competitiva es la diversidad. Para abordar un cambio de mentalidad respecto a este factor, Núria Martin, directora RRHH de Cuatrecasas, recomendó evitar entornos rígidos. "Aunque no haya una discriminación evidente, el ambiente de trabajo favorece que se den estos cambios", logrando de esta forma adaptarse a la diversidad tanto de género como de edad.

En este sentido, Alfonso Jimenez, director general de Peoplematters, subrayó la importancia de fomentar una buena relación con los empleados más jóvenes, ya que colaboran a la actualización de los cambios sociales que se van produciendo y ayudan a la empresa a adaptase a ellos.

Además, como apuntó Eva Serrano, vicepresidenta de la Cámara de Comercio de Madrid, la diversidad no solo te permite tomar conciencia de la realidad de tu empresa, sino que aporta mayor competitividad. "La igualdad es un factor estratégico de las empresas", agregó.

En esta línea y para implementar buenos planes de igualdad, Martín aconsejó crear un entorno inclusivo en la empresa. "De esta forma se evitan medidas que estigmatizan a colectivos concretos", añadió.

Normas