Sánchez de Lerín sale del consejo de Telefónica Brasil

Dejó el cargo de secretario del consejo de Telefónica a principios de este año

Fue uno de los hombres de confianza del anterior presidente, César Alierta

Sede de Telefónica Brasil.
Sede de Telefónica Brasil.

Cambio en el consejo de administración de Telefónica Brasil, la mayor filial cotizada del grupo español. Así, Ramiro Sánchez de Lerín, ex secretario general y del consejo de administración de la operadora española, ha salido del citado consejo de administración, en el que estaba en representación de la propia Telefónica, primer accionista con casi el 74% del capital.

Sánchez de Lerín se había incorporado al consejo de la división brasileña en abril de 2016. Su salida fue comunicada en la reunión del pasado 26 de octubre y se tratará en la junta de accionistas extraordinaria prevista para el 30 de noviembre, en la que se votará la integración de la filial Telefónica Data, según señala la propia compañía en la información remitida a la autoridad bursátil brasileña.

En este sentido, Sánchez de Lerín fue secretario general de Telefónica durante gran parte de la etapa en la que fue presidente César Alierta, siendo uno de los hombres fuertes de la cúpula de la compañía. De hecho, fue nombrado en 2005. El directivo dejó el puesto en la reorganización realizada por José María Álvarez-Pallete a principios de 2018, siendo sustituido como secretario del consejo por Pablo de Carvajal.

De momento, la operadora no ha elegido al sustituto en el consejo de Telefónica Brasil. En la actualidad, los representantes de Telefónica en el consejo de administración de la filial brasileña son Eduardo Navarro de Carvalho (presidente del propio consejo y consejero delegado), Narcís Serra, Javier de Paz, Julio Linares, José María del Rey y Luis Miguel Gilpérez, quien se incorporó la pasada primavera, tras dejar la presidencia de Telefónica España.

Telefónica Brasil batió las previsiones del mercado en las cuentas del tercer trimestre. La operadora registró un beneficio de 3.168 millones de reales ente junio y septiembre, un 159% más, gracias los extraordinarios, entre los que figura una sentencia favorable en un litigio fiscal con el Gobierno. Sin ellos, el beneficio aumentaría un 56,6%. El Ebitda recurrente creció un 5,3%, gracias al avance en el contrato móvil y la fibra óptica.

Normas