¿Y si Google fabricase su casa?

Están emergiendo las primeras interacciones entre la realidad digital y el sector de la construcción

En la era digital, diversas industrias han sido objeto de profundas transformaciones derivadas de la emersión de nuevas tecnologías. Un ejemplo es la aparición del iPhone en el 2007, que significó la reinvención del teléfono. Este salto no lo dio la propia industria telefónica, sino que resultó ser un agente externo (Apple) quien produjo la disrupción.

Las primeras interacciones entre la realidad digital y el sector de la construcción están emergiendo. Nuevos agentes tecnológicos empiezan a aplicar innovadoras lógicas a los bienes raíces. Ejemplos como los inmuebles de Amazon representan una nueva generación: destinados al comercio digital, diseñados para convertirse en un interfaz que conecta directamente la fábrica con el consumidor aplicando tecnologías de datos, logística predictiva y aplicaciones robóticas. También irrumpen con fuerza distritos creados para la economía digital, capaces de integrar la conectividad física de personas y tecnología global. Innovadores distritos urbanos que fomentan el bienestar y la diversidad. Cuentan con nuevos edificios que se destinan a actividades para el Co-Living y el Co-Working, fomentando la difusión del talento como base del crecimiento económico.

Adentrados ya en la segunda década del siglo XXI la velocidad de cambio generada por la era digital es exponencial. El futuro impondrá este modelo de cambio constante y la capacidad de adaptación será un atributo imprescindible en la realidad construida. La construcción evolucionará gradualmente hacia la integración de actividades propias de la fabricación industrial: veremos una combinación de sistemas de ejecución con apoyo de robótica, impresión 3D y ensamblaje industrial en la propia obra.

El entorno construido deberá ser capaz de integrar a toda una nueva generación de agentes del sector digital que irrumpirán con fuerza, como Alphabet en el Frente Portuario de Toronto. Y con ellos, uno de los retos será el de ser capaces de conjugar las velocidades del sector tecnológico, del sector público, el de la construcción y del sector inmobiliario. Nuevas combinaciones de financiación tradicional, con innovadores fórmula de crowdfunding y de base tecnológica.
En un mundo global, donde esperamos que la población urbana siga creciendo, el emerger de un sector híbrido entre la construcción y lo digital puede encontrar nuevas respuestas al acelerado proceso de urbanización que está afrontando el mundo. Y la verdadera disrupción no provendrá de aplicar nuevas capas tecnológicas a las viejas lógicas, sino el crear innovadoras respuestas que emanan de las nuevas tecnologías.

Flavio Tejada es Director Asociado en Arup España y Responsable de Ciudades de Arup para Europa

Normas