El 'no' al nuevo aeropuerto de México gana en la consulta promovida por López Obrador

FCC y Acciona forman parte del consorcio que se adjudicó la construcción de la terminal

aeropuerto de mexico
Fotografía fechada el 26 de octubre de 2018, que muestra una vista general de una casilla, en el municipio de Atenco en el Estado de México (México). EFE

Con casi el 70% de los votos, los ciudadanos de México decidieron este domingo en una consulta impulsada por el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, no seguir con la construcción del nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), una obra de 13.300 millones de dólares. 

La consulta afecta a empresas españolas, ya que un consorcio liderado por el grupo Carso, propiedad del mexicano Carlos Slim, y en el que participaban FCC, constructora también controlada por el empresario, y Acciona se había adjudicado el contrato de construcción del edificio terminal del nuevo aeropuerto internacional Ciudad de México por unos 4.200 millones de dólares (unos 3.925 millones de euros).

Con el 98,18% de las mesas de votación computadas, alrededor de 1,07 millones de personas participaron en la consulta y solo el 29% se decantó por continuar con la construcción del aeropuerto en Texcoco, que lleva más del 20% de avance.

"Con estos datos podemos decir que el 29% son los que votaron por Texcoco y el 69,95% los que votaron por (la terminal aérea) en Santa Lucía", indicó Enrique Calderón, presidente de la Fundación Rosenblueth, organismo encargado del cómputo.

Calderón explicó que se han abierto más de mil mesas de votación al día, y que con casi el 100% del voto escrutado, unas 747.000 personas se decantaron por aprovechar el actual aeropuerto capitalino, muy saturado, y complementar sus operaciones con las operaciones del aeródromo de Toluca y el de Santa Lucía, ahora militar.

Así, solo unas 310.463 personas "se inclinaron" por continuar con la construcción del aeropuerto en Texcoco, una obra impulsada por el actual presidente, Enrique Peña Nieto.

Alrededor de 2.720 votos fueron anulados, sin conocer "cuál es la razón de la cancelación", apuntó.

El presidente electo mexicano, que tomará posesión en diciembre, ha mantenido siempre en público dudas de la transparencia en la adjudicación de los múltiples lotes en que fue dividida la ejecución del aeropuerto diseñado por Norman Foster, de ahí que promoviera la consulta popular. 

Dudas sobre la consulta 

El presidente de la Fundación Rosenblueth explicó que las regiones con mayor participación en esta consulta fueron el Estado de México, donde se ubica el nuevo aeropuerto, y en la Ciudad de México.

Jesús Ramírez, portavoz de la Presidencia en el futuro gobierno de López Obrador, que asumirá el cargo el 1 de diciembre, aseguró que las dos opciones "son viables".

Además, aseveró que se "garantizarán los derechos y los contratos de la obra actual", por lo que no se afectará "ningún interés económico" y habrá certidumbre.

El plebiscito, en la que habría participado alrededor del 1 % de la población mexicana, ha sido muy criticado al no haber observadores independientes ni certeza en cuanto al recuento de los votos.

Además, en la primera jornada, medios de comunicación demostraron que era posible votar varias veces, un error que los organizadores atribuyeron a fallas en el sistema digital de registro de voto.

Normas