Moody's rebaja la nota de Atlantia por la incertidumbre en Italia y el siniestro del puente Morandi

La agencia fija en 'Baa3' su calificación y la pone en perspectiva negativa

Aprecia riesgo de suspensión de concesiones tras el colapso del viaducto de Génova

Giovanni Castellucci, consejero delegado de Atlantia.
Giovanni Castellucci, consejero delegado de Atlantia.

La incertidumbre política en Italia y las posibles consecuencias económicas del grave siniestro del hundimiento del viaducto Morandi, el pasado mes de agosto en la ciudad italiana de Génova, están lastrando el perfil crediticio de Atlantia a ojos de Moody's.

La agencia, que ya rebajó recientemente la nota de la deuda soberana italiana (a Baa3), ha anunciado esta tarde un descenso en la calificación que otorga a la concesionaria controlada por la familia Benetton, que desciende de Baa2 a Baa3. Y caen en cascada las calificaciones de los programas de deuda de la filial Austostrade per l'Italia y del aeropuerto de Roma, que pasan de Baa1 a Baa2.

Esta revisión permanecerá abierta a la espera de próximos acontecimientos, como podría ser la suspensión de la concesión siniestrada en Italia, por lo que Moody's pone en perspectiva negativa a la nueva propietaria de Abertis, en la que controla un 5% más una acción.

En su informe, Moody's apunta que el perfil de deuda de la concesionaria italiana ya se había tensado con la ejecución de la opa sobre Abertis. Pero el riesgo crece ante las posibles indemnizaciones multimillonarias que pueden derivar del citado siniestro del verano, que dejó 43 fallecidos y del que aún se desconocen las causas, y el hipotético arranque de un proceso de rescisión de la concesión sobre la autopista A-10. Moody's tiene claro que ese escenario conllevaría una batalla judicial de largo alcance.

Pese a todo, la entidad aplaude el enfoque de Atlantia hacia la gestión de aeropuertos y autopistas, así como la diversifiacción geográfica conquistada de la mano de Abertis. La concesionaria catalana potencia a este importante operador italiano en Francia, Brasil, Chile y España, entre otros mercados.

 

Normas