La purga de usuarios falsos de Twitter pinta bien para el negocio

El estado de ánimo podría cambiar si el crecimiento de los ingresos se ralentiza y la atención vuelve a centrarse en una base de usuarios mensuales estancada

Logotipo de Twitter.
Logotipo de Twitter.

J ack Dorsey le ha dado la vuelta a la historia de Twitter. Las acciones de la cacofónica red social se dispararon más del 15% en el comienzo de la jornada de ayer, tras unos resultados en el tercer trimestre que mostraron un aumento en las ventas de publicidad a pesar de otra caída de los usuarios mensuales. El CEO, que vio cómo bajaban las acciones después de que las cifras del segundo trimestre revelaran tendencias similares, debe seguir el hilo.

Twitter ha purgado usuarios falsos y no humanos, cuyas cuentas han fomentado noticias falsas, han desplazado a la gente real y han echado a los anunciantes. El número no revelado de usuarios diarios de Twitter aumentó un 9% interanual, según la compañía, pero su base de usuarios activos mensuales volvió a caer a 326 millones en el tercer trimestre, 4 millones menos que el año anterior.

Sin embargo, los ingresos por publicidad aumentaron en un 29% hasta los 650 millones. E incluso quitando un beneficio fiscal extraordinario, la compañía reportó 106 millones de ganancias netas. La versión ajustada de esa cifra, 163 millones, superó fácilmente las expectativas de los analistas. Twit­ter cuenta ya cuatro trimestres rentables consecutivos. El segundo trimestre no fue tan diferente, pero los inversores reaccionaron haciendo caer el precio un 20%. Vale que entonces era de casi 43 dólares por acción, mientras que el de cierre del miércoles fue de 27,54; pero sigue siendo un cambio notable de actitud.

El estado de ánimo podría cambiar de nuevo si el crecimiento de los ingresos se ralentiza y la atención vuelve a centrarse en una base de usuarios mensuales estancada. Además, aunque Dorsey se ha mostrado más sinceramente consciente de los problemas de las redes sociales que colegas como Sheryl Sandberg, de Facebook, Twitter sigue siendo potencialmente vulnerable a los posts tóxicos, las noticias falsas, los intentos de manipular las elecciones y otros males similares.

Por ahora, sin embargo, la purga de bots de la compañía pinta bien para el negocio.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Normas