Gestamp abre la primera fábrica de la industria española en Japón

Inversión de 40 millones en un centro con una plantilla inicial de 60 trabajadores

El grupo refuerza sus relaciones con las marcas niponas de las cuatro ruedas

Francisco Riberas, presidente ejecutivo de Gestamp, en la inauguración de la fábrica del grupo en Japón.
Francisco Riberas, presidente ejecutivo de Gestamp, en la inauguración de la fábrica del grupo en Japón.

La industria japonesa, la más competitiva del mundo, ya cuenta con la primera fábrica de un grupo español. Gestamp ha inaugurado su centro de Matsusaka, en la provincia de Mie, tras una inversión de más de 5.000 millones de yenes (por encima de los 40 millones de euros, de acuerdo con el actual tipo de cambio).

Las instalaciones producirán componentes de carrocería para automóviles, en base a la tecnología de estampación en caliente de Gestamp. Las líneas de estampación han sido suministradas por Loire, una filial del grupo con planta en Hernani (Gipuzkoa).

La nueva factoría trabajará para marcas locales como Honda. Todo un hito de la industria española, que ha logrado colocar la primera piedra en un sector con unos altos niveles de productividad y tecnológicos. De hecho, Gestamp ya había abierto en 2017 un centro de investigación en Tokio.

Gestamp refuerza en este país sus lazos con las marcas niponas de automoción, a las que ya suministra en las plantas de ensamblaje de vehículos repartidas por América, Europa y Asia.

Con este proyecto, la corporación que preside Francisco Riberas opera ya en 22 países. Riberas ha manifestado, durante el acto de inauguración del centro de Matsusaka, que "nuestra estrategia es la de acompañar a los clientes y nos enorgullece estar en Japón, un mercado eficiente, innovador y competitivo".

Con 108 fábricas en 22 países, Gestamp tiene otras cuatro plantas en construcción y 13 centros de I + D. Su plantilla supera los 41.000 empleados. Facturó 8.202 millones en 2017.

 

Normas