Gestamp intensificará su crecimiento en China y con las marcas japonesas

Riberas dice que el grupo factura 900 millones en el país comunista y "no es nada"

La corporación inaugurará la próxima semana su primera fábrica en el mercado nipón

Francisco Riberas, presidente de Gestamp.
Francisco Riberas, presidente de Gestamp.

Francisco Riberas, presidente del fabricante de componentes de automoción Gestamp, tiene claro que en los mercados tradicionales no se prevén ampliaciones significativas de capacidad, así que la oportunidad de crecimiento para el sector está en Asia, que ya produce más de la mitad de los vehículos que se ensamblan en el mundo. 

Gestamp consigue en Asia el 15 % de sus ventas, que en 2017 alcanzaron los 8.200 millones. En China abrió su primera fábrica en 2008 y ahora cuenta con nueve centros. La corporación factura 900 millones al año en el país comunista, una cifra que "no es nada", según Francisco Riberas, para un mercado que ya es líder mundial en producción y que concentrará el 30 % de la fabricación internacional de vehículos (en 2017 ensambló más de 27 millones de unidades). Unas palabras que adelantan la intención de la corporación española de incrementar de forma importante su presencia en China.

En un acto organizado en Bilbao por Deusto Forum y BBVA, Riberas desveló que Gestamp inaugurará la próxima semana su primera fábrica en Japón, en la localidad de Matsusaka. Aunque opinó que la industria nipona de automoción no aumentará su capacidad instalada en el archipiélago a corto plazo, sus marcas controlan el 29 % de la producción total del planeta. La multinacional española seguirá estrechando lazos con sus clientes de este país, entre los que citó a Toyota y Honda en su conferencia de Bilbao.

Gestamp, que ya cuenta con un centro propio de investigación en Tokio, suministra a esos dos grupos y a otras marcas del país de sol naciente en las plantas que tienen en Estados Unidos, China, Brasil, Turquía, Reino Unido, Francia y España. La relación con la industria japonesa también está "blindada" a través del grupo local Mitsui, accionista al 12,25 % de Gestamp.

Francisco Riberas reiteró en la conferencia de Deusto Forum y BBVA que las nuevas tendencias en automoción (coche autónomo, conectado, eléctrico) siguen detrayendo recursos a las marcas, que aumentan los niveles de externalización a sus proveedores. Si hace poco tiempo los suministradores aportaban el 70 % del total del vehículo, en la actualidad ese porcentaje es del 75 % y sigue al alza. 

Gestamp confía en aprovechar la externalización relacionada con la estampación en caliente, donde es uno de los líderes mundiales. Del 43 % pasará al 50 %, y Riberas espera captar hasta un 25 % de ese crecimiento. Este segmento representa actualmente la cuarta parte de sus ventas totales.

Sobre las nuevas tendencias citadas, el presidente ejecutivo de Gestamp no cree que afectan al grupo, especializado en el ámbito de los chasis, que equipan a todos los modelos por igual, ya estén impulsados por baterías o por combustibles tradicionales. Riberas manifestó que el sector de automoción seguirá creciendo a un ritmo anual del 3 % en todo el mundo, para acercarse a un  volumen de producción de 109 millones de unidades (97 millones en 2017).

Normas