¿Cobrar 900 millones ahora o 1.600 en 29 años? El dilema de la lotería de Estados Unidos

Un boleto registra el mayor 'gordo' de la historia de los sorteos

El ganador del sorteo Mega Millions residen en el Estado de Carolina del Sur

Mayor premio loteria Estados Unidos

Suficiente para comprar Técnicas Reunidas, o varias veces Dia. El jugador de Carolina del Sur (Estados Unidos) que seleccionó la combinación 5, 28, 62, 65, 7 y el 5 como número complementario ha conseguido un premio récord en la historia de la lotería estadounidense, 1.600 millones de dólares (1.400 millones de euros) en la lotería Mega Millions. Se trata de una persona soltera, de acuerdo con una portavoz de la lotería. Ahora puede optar entre cobrar la totalidad del premio en un solo pago de 904 millones de dólares (787 millones de euros) o recibirlo en forma de rentas en un periodo de 29 años.

El pago a plazos supone cobrar 24 millones de dólares el primer año y, después, pagos anuales que se incrementan en un 5% anual: 25,2 millones el primer año, 26,5 el segundo y así sucesivamente hasta cobrar 98,8 millones el año 29, hasta sumar 1.594 millones de dólares

La opción de cobrar un primer pago es la elegida por la mayor parte de los acertantes. Esta alternativa tiene la ventaja de conseguir mayores rendimientos desde el principio. Si los 903 millones se invierten en bonos del Tesoro de Estados Unidos, que rentan un 3,14%, se obtendrían 28,4 millones de euros anuales, sin tocar el pago principal de 903 millones. En el año 29, el inversor habría cobrado 852 millones en pagos anuales y conservaría los 903 iniciales. Con un rendimiento del 5% el pago anual sería de 45 millones (más de lo que se cobra en los primeros 14 años del pago a plazos) y el cobro total ascendería a 2.257 millones. En caso de que el afortunado reinvierta.

"Hay que tener en cuenta que para analizar correctamente el formato de cobro en forma de renta hay que contemplar el efecto de la inflación", explica Unai Ansejo, consejero delegado de Indexa Capital y profesor de gestión del riesgo en un máster financiero de la Universidad del País Vasco. "Si se descuentan esos pagos futuros por el tipo libre de riesgo, que ahora en Estados Unidos está en el 3,14%, tenemos que los 1.594 millones que se habrían acumulado a lo largo de 29 años equivalen a 944 millones presentes, una cantidad bastante similar a la opción de cobro en un único pago, que son 904 millones".

Desde un punto de vista puramente financiero, el ganador podría pensar que puede sacar mayor partido disponiendo de los 904 millones de euros desde el principio, para gastarlos a su discreción o invertirlos obteniendo mayores rendimientos. "En estos casos es fundamental enfocarlo desde una perspectiva de la economía del comportamiento", explica Belén Alarcón, experta en planificación financiera en Abante Asesores. "Cobrarlo de golpe significa mayores tentaciones para empezar a despilfarrar el dinero, y te garantiza que aparecerán decenas de aprovechados tratando disfrutar de tu dinero. En cambio, con un cobro en forma de renta, se limitan estos riesgos", apunta.

Los expertos de banca privada suelen recomendar a los ganadores de grandes premios que no toquen el dinero hasta pasados varios meses. Solo así pueden empezar a visualizar cuál será su nueva vida, ordenar sus prioridades y tomar las decisiones con la cabeza fría. 

Mega Millions compite con Powerball como la principal lotería de Estados Unidos, una competencia centrada en ofrecer premios de mayor volumen, por más que las probabilidades de obtenerlo sean escasas. Para el sorteo actual, donde para ganar el mayor premio es preciso acertar cinco números del 1 al 70 y un complementario del 1 al 25, la probabilidad de acierto es de una entre 302 millones de combinaciones.

En el caso del boleto premiado, además, el cliente había activado una opción multiplicadora, que a cambio de una prima triplica el premio. Un boleto base de Mega Millions cuesta dos dólares; las opciones de multiplicación, otros tres. El premio de esta madrugada supera, por poco, el anterior récord de la lotería estadounidense: 1.580 millones de dólares acumulados en el bote de la lotería competidora, Powerball, en 2016.

En 2017 Mega Millions modificó sus normas, reduciendo el número de combinaciones parciales (pasando de 76 números a 70) para aumentar el reparto de premios de menor entidad y, a la vez, aumentando el número de combinaciones del número complementario, para dificultar el acierto de todos los números y conseguir la acumulación de grandes botes.

Así, según la propia lotería, si entre 2002 y 2017 solamente cuatro veces se acumularon botes de más de 400 millones de dólares, solamente en 2018 se han concedido cuatro premios por encima de esta cantidad. Estos premios millonarios han aumentado el interés por la lotería, y de hecho la perspectiva del bote récord de 1.600 millones provocó el aumento de la recaudación de Mega Millions.

Normas