Amazon coge posiciones en el mercado minorista físico indio

Es una señal de su ambición en el país, y le protege de nuevas incursiones de su mayor rival de EE UU, Walmart

Almacén de Amazon en las afueras de  Bengaluru (India).
Almacén de Amazon en las afueras de Bengaluru (India).

Amazon está invirtiendo en tiendas físicas en India: es una señal de su ambición en el país, y le protege de nuevas incursiones de su mayor rival en EE UU, Walmart. Bezos ya ha comprometido 5.000 millones de dólares para conquistar las compras online de India. Cuenta con 50 almacenes, así como con clientes por todo el país. Está luchando con uñas y dientes contra el ecommerce local Flipkart, valorado en 21.000 millones tras su compra por Walmart.

 

Pero las oportunidades offline son mucho mayores. Las compras por internet suponen solo el 3% de un mercado minorista que vale más de 800.000 millones de dólares, excluyendo viajes y turismo, según Praxis Global Alliance. La gran mayoría son tiendas familiares. Los ultramarinos, donde los clientes compran repetidamente, aún suponen en torno a la mitad del gasto total.

No está claro cómo podrían funcionar juntos los canales virtuales y tradicionales en India a medida que evolucione su muy desorganizado mercado, pero Flipkart ya tiene un puente, gracias a los 22 cash and carry de Walmart, que venden a las tiendas de barrio, pero también podrían abastecer fácilmente a las familias, si se levantan las restricciones a los extranjeros que venden múltiples marcas a los consumidores.

Bezos parece ansiar una conexión similar. En septiembre, Amazon compró con Samara Capital la cadena de supermercados More, por poco menos de 600 millones de dólares. Ahora, CNBC dice que el gigante está en conversaciones para pagar unos 340 millones por una participación de hasta el 8% en Future Retail, que se describe a sí mismo como el mayor minorista de India y posee además los supermercados Big Bazaar.

Se trata de un raro impulso hacia la venta física al por menor para Amazon fuera de su mercado doméstico. Los estadounidenses son reacios a comprar alimentos a través de internet. Si la misma tendencia se repitiera en India y el Gobierno diera a los extranjeros más libertad de acción, estas operaciones podrían ayudar a Amazon a asegurarse no quedarse atrás.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Normas