Bruselas tumba el presupuesto italiano y pide uno nuevo en tres semanas

El rendimiento del bono italiano apunta hacia el 3,6%, máximos de 2014

Un eurodiputado de la Liga ha "pisado" los documentos de Moscovici en el Parlamento Europeo

Bruselas tumba el presupuesto italiano y pide uno nuevo en tres semanas

Por primera vez en la historia, la Comisión Europea ha rechazado el plan presupuestario de un país miembro. En este caso, de Italia, al constatar que las cuentas presentadas "incumplen significativamente las normas fiscales europeas". Y ha emplazado al Ejecutivo italiano a que remita un nuevo borrador en las próximas tres semanas, antes del martes 13 de noviembre.

"Hoy, por primera vez, la Comisión está obligada a pedir a un país de la eurozona que revise su plan presupuestario. No vemos otra alternativa que pedir a las autoridades italianas que lo hagan", ha anunciado el vicepresidente del Ejecutivo comunitario para el Euro, Valdis Dombrovskis.

El vicepresidente europeo ha afirmado que las explicaciones aportadas por el Ejecutivo dirigido por Giuseppe Conte "no fueron convincentes" para resolver las dudas de Bruselas sobre que los presupuestos italianos presentan un "riego grave de incumplimiento" del Pacto de Estabilidad y Crecimiento. Bruselas ya advirtió de ello el viernes pasado a las autoridades de Roma, pero Italia contestó que no modificará el documento.

Una respuesta que replicó en esencia el viceprimer ministro, Luigi Di Maio, unas horas después de conocerse el dictamen de Bruselas. El político italiano ha afirmado que el Gobierno "está en lo correcto" al defender su plan presupuestario para  2019 y dijo que "no se rendirá". Las críticas por parte del Ejecutivo han ido a más y en plena sede del Parlamento Europeo, un eurodiputado italiano (de Liga), ha puesto su zapato encima de los papeles del comisario Pierre Moscovici.

"El Gobierno italiano está yendo abierta y conscientemente contra los compromisos que hizo consigo mismo y con otros Estados miembros", ha comentado Domobrovskis. Por su parte, Pierre Moscovici, el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, ha señalado que la decisión de Bruselas  "no debe ser una sorpresa para nadie" y ha añadido que, desde que Roma anunció que elevaría deliberadamente hasta el 2,4% del PIB, "estaba claro que nos encontrábamos ante una situación inédita".

Mientras, el rendimiento del bono italiano a 10 años roza el 3,6%, los máximos de 2014 que marcó ya la semana pasada. Las caídas en el precio se moderaron después de que el viernes Moodys decidió mantener la perspectiva estable sobre la deuda italiana ha relajado a los inversores.

Paralelamente, la prima de riesgo italiana se sitúa en los 312 puntos básicos. Y en renta variable el MIB cede cerca de un 1%, pero es por el momento uno de los índices europeos que menos cae en la sesión, junto al Ibex. El euro, por su parte, se mantiene estable en los 1,14 billetes verdes, mínimos de agosto.

Normas