Renfe firma el acuerdo del AVE a La Meca en medio del escándalo Khashoggi

El servicio empezó a funcionar en octubre, pero solo cuatro días a la semana y sin alcanzar su velocidad máxima

A pesar de la muerte del periodista en la embajada saudita de Estambul, el Congreso rechazó vetar vender armas al régimen

Primer viaje de prueba del AVE entre Medina y La Meca, el pasado 31 de diciembre de 2017.
Primer viaje de prueba del AVE entre Medina y La Meca, el pasado 31 de diciembre de 2017. EFE

El consorcio de empresas públicas y privadas españolas que construyó y actualmente explota el AVE La Meca-Medina formalizó y ha firmado este martes con Arabia Saudí su último acuerdo sobre este proyecto, uno de los mayores logrados en el exterior, alcanzado el pasado mes de mayo para poner en marcha la línea.

En dicho pacto se determinó que el AVE La Meca-Medina, que tiene 450 kilómetros de longitud, comenzara a circular a comienzos de este mes, pero en una primera fase no lo haría a pleno rendimiento, sino a una velocidad inferior y con circulaciones solo cuatro días a la semana. Se prevé que funcione a pleno rendimiento (todos los días de la semana y a una velocidad de 300 kilómetros por hora) dentro de un año, en septiembre de 2019.

La firma del acuerdo (una mera formalidad, según le explicaron a Europa Press fuentes del consorcio) ha llegado en un momento complicado para el régimen saudí, que se enfrenta al escándalo por el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en la embajada saudita de Estambul el pasado 2 de octubre. Recep Tayyip Erdogan, presidente turco, aseguró este martes que el “brutal” asesinato del periodista fue planeado.

Debido a la muerte de Khashoggi, Alemania decidió dejar de venderle armas al régimen, una medida a la que Merkel quería que se adhiriera España, pero no lo ha conseguido. Este martes, el Congreso rechazó vetar la venta de armas a Arabia Saudí, gracias al voto de PP y PSOE. Podemos, por su parte, voto a favor del veto y pidió “buscar un comprador alternativo” para las corbetas que se están fabricando en Cádiz por un valor de 1.800 millones de euros.

La rúbrica, entre el presidente del consorcio, Jorge Segrelles, y el ministro saudí de Transportes, Nabil bin Mohammed Al-Amoudi, ha tenido lugar en Riad, con ocasión de un acto de presentación de los 25 grandes proyectos de energía e infraestructuras que Arabia Saudí prevé acometer con una inversión asociada de unos 43.600 millones de euros, en el marco del "Future Investment Initiative", también conocido como el 'Davos del Desierto'.

Normas