Nueva salida en Facebook: el cofundador de Oculus abandona la compañía

Brendan Trexler Iribe agradece a Mark Zuckerberg la confianza depositada en su proyecto

Los fundadores de Instagram abandonaron la red social en septiembre

Oculus Facebook
Presentación del dispositivo Oculus Gear VR de Samsung.

El goteo de fundadores de empresas adquiridas por Facebook que abandonan la compañía no cesa. Brendan Trexler Iribe, cofundador de Oculus, la compañía que ha desarrollado las gafas de realidad virtual, ha anunciado este lunes que abandona el equipo dirigido por Mark Zuckerberg.

Facebook adquirió Oculus por 3.000 millones de dólares en 2014, dos años después de su fundación. Iribe, hasta entonces consejero delegado de la tecnológica, el responsable del desarrollo de herramientas de realidad virtual para ordenadores. 

"Trabajar junto a tanto talento en Oculus y Facebook ha sido una de las experiencias más transformadoras de mi carrera [...] El éxito de Oculus ha sido posible solo gracias al esfuerzo de un equipo extraordinario. Me gustaría agradecer a cada persona que ha sido parte de este increíble viaje, especialmente a Mark (Zuckerberg) por creer en este equipo y en el futuro de la realidad virtual y la realidad aumentada". Con estas palabras en una publicación de Facebook ha anunciado Iribe su marcha. Su mensaje da a entender que para Iribe ha llegado el momento de comenzar un nuevo proyecto, sin embargo, para muchos es inevitable relacionar esta salida con la de los fundadores de Instagram, Kevin Systrom y Mike Krieger, el mes pasado, o la de los creadores de WhatsApp, Jan Koum y Brian Acton, entre finales de 2017 y principios de 2018. También han abandonado la compañía el jefe de seguridad de Facebook, Alex Stamos; Colin Stretch, su director jurídico, y Elliot Schrage, jefe de políticas y comunicaciones.

La red social se enfrenta en la actualidad a una de sus mayores crisis desde que fuera fundada hace 14 años. Zuckerberg ha incrementado su presión sobre todas las plataformas adquiridas por Facebook desde que estalló el escándalo de Cambridge Analytica el pasado mes de marzo. Además, han surgido numerosas críticas sobre la gestión que hace este de la privacidad de los usuarios o el tratamiento de la difusión de fake news y las campañas de desinformación.

Normas