Moody's mejora la perspectiva del rating de Cataluña a estable

La agencia estima que el impacto económico del 1-O ha sido reducido

Podría elevar la nota si mejora su rendimiento económico o se fortalecen las relaciones con el Gobierno central

Rating Cataluña

Moody's ha anunciado este viernes que mantiene la nota de la deuda de Cataluña en Ba3 pero eleva su perspectiva de negativa a estable debido a que el deterioro de la situación económica de la región tras la declaración unilateral de independencia de hace un año ha sido limitado.

Aunque la agencia de calificación percibió una ralentización del crecimiento de la demanda nacional en el último trimestre de 2017, sus efectos en el crecimiento del PIB real anual fueron reducidos, por lo que la comunidad creció un 3,3%, frente al 3,1% de España. Además, el sector industrial catalán permaneció intacto y creció por encima de la tasa nacional. Por todo ello, Moody's considera que Cataluña continúa siendo la principal economía de España, con una contribución del 19% al PIB nacional. Además, la agencia estima que el crecimiento económico del país está contribuyendo a la consolidación fiscal de Cataluña, recortando sus niveles de déficit.

Moody's podría elevar el rating de Cataluña en un futuro si su rendimiento fiscal y económico mejoran significativamente o si se produce un fortalecimiento de las relaciones con el Gobierno central. Sin embargo, podría rebajarlo si los cambios políticos afectan a su consolidación fiscal, así como si aumenta la tensión con el Ejecutivo español. 

Hace dos semanas, DBRS anunció que mantenía la nota de Cataluña en BB, dos escalones por debajo del grado de inversión, con perspectiva estable. La agencia canadiense explicó que la lenta mejora de su situación fiscal y la asistencia del Estado español a través del FLA justifican no bajar el rating, pese a reconocer un debilitamiento de la situación económica por la situación política.

Normas