Una vía para impulsar el talento con compromiso

Dos proyectos españoles y uno mexicano ganan los Premios Fundación Mapfre

Foto de familia con los premiados.
Foto de familia con los premiados.

Dos iniciativas españolas y una mexicana: un dispositivo capaz de predecir una crisis epiléptica, un vehículo eléctrico de reparto que descontamina el aire y ayuda a tratar infartos y una plataforma financiera destinada a mejorar la calidad de vida de las empleadas del hogar, son los proyectos ganadores de los primeros Premios Fundación Mapfre a la Innovación Social.

Todos “perfectos ejemplos de la sociedad que queremos ayudar a construir con estos premios, una sociedad en que la tecnología y la innovación se ponen al servicio de quienes más lo necesitan”, aseguró en el acto de entrega de galardones Concepción Galdón, directora de innovación social de IE Business School, institución colaboradora en estos premios.

Son los ganadores de las tres categorías de los premios, cada una de ellas dotada con 30.000 euros: salud y tecnología digital, movilidad y seguridad vial e innovación aseguradora. La capacidad de los proyectos para transformar y mejorar las condiciones de vida de su entorno no ha sido la única variable tenida en cuenta, destacan desde la Fundación Mapfre, pues el jurado ha valorado también la escalabilidad y viabilidad de los proyectos.

“El éxito de esta convocatoria nos fortalece para lanzar la segunda edición de estos premios con compromiso social”, afirmó Antonio Huertas

MJN-Seras (España) consiste en un dispositivo médico en forma de auricular capaz de registrar y monitorizar la actividad del cerebro a través del canal auditivo. Combinado con un software formado por algoritmos de inteligencia artificial, le permite calcular el riesgo de sufrir una crisis epiléptica en cuestión de minutos.

El proyecto “está en la última fase de desarrollo, iniciando ya el lanzamiento, y estamos empezando a hablar con partners comerciales”, asegura Salva Gutiérrez, uno de los creadores junto a David Blánquez y Xavi Raurich. “El premio nos ayudará a potenciar esta actividad en Alemania y Reino Unido, dos mercados estratégicos para nosotros”, destaca Gutiérrez.

Scoobic (España) es un vehículo eléctrico capaz de transportar un palet de 750 kilos y puede estacionar, debido a sus dimensiones, en los espacios reservados para motos. Su sistema de arrastre manual le permite además convertirse en una plataforma eléctrica con acceso a las calles peatonales. Además está diseñado para reducir los niveles de contaminación gracias a un sistema de electrofiltro de iones y cada unidad dispone de un desfibrilador para atender posibles emergencias.

“Nuestra idea es desarrollar la aplicación móvil que está destinada a geolocalizar posibles infartos. Será de descarga gratuita y permitirá que cualquier ciudadano pueda generar una alerta para que el Scoobic más cercano pare el reparto y se dirija hacia la ubicación con un desfibrilador”, explica José María Gómez, cofundador y CEO de Passion Motorbike Factory. “Creemos que esta es la mejor inversión que podemos hacer. Si sirve para salvar una vida, este premio y Scoobic ya habrán valido la pena”.

En México, 2,4 millones de personas se dedican al trabajo doméstico remunerado, pero el 99% de ellas no tiene contrato, por lo que no reciben prestaciones sociales ni se benefician de su condición de trabajadores. La plataforma 4Uno (México) ofrece servicios financieros a través de su empleador con el fin de mejorar su relación laboral y su calidad de vida a través de seguros médicos, de accidentes y planes de ahorros.

Su creador, Miguel Duhalt, considera que “más que un premio representa una inversión en un colectivo muy vulnerable, las empleadas domésticas de México y Latinoamérica”. El emprendedor señala que el premio “nos permitirá desarrollar la siguiente versión del producto, que tendrá nuevas herramientas enfocadas a mejorar sus vidas y la de sus familias”.

El éxito de esta primera edición ha reforzado la voluntad de los responsables de la fundación en seguir impulsando nuevas ediciones de los premios.

“Hoy conocemos a los tres ganadores pero detrás ha habido 500 proyectos de innovación comprometidos con la sociedad. Estos premios han encontrado la vía para impulsar el talento con compromiso”, señaló Antonio Huertas, presidente de Fundación Mapfre, durante el acto de entrega de los premios. “El éxito de esta convocatoria nos fortalece para lanzar la segunda edición de estos premios con compromiso social en las próximas semanas”.

462 proyectos

Diseñado como un certamen, en torno a tres zonas geográficas, Brasil, resto de Latinoamérica y Europa, los Premios Fundación Mapfre, lanzados a finales de 2017, han recibido 462 proyectos procedentes de Austria, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Italia, México, Perú, Reino Unido y España, entre otros.

Solo 27 optaron a un puesto en las tres semifinales, celebradas en Ciudad de México, São Paulo y Madrid, así como a un programa de mentoring para potenciar la visibilidad de sus proyectos. Y los 9 mejores, que se han beneficiado de un programa de coaching, compitieron en la final, en Madrid.

Normas