Las grandes firmas del cannabis plantan su primera semilla en España

En los últimos meses han llegado inversiones ligadas a este cultivo

Canopy, la mayor cotizada del sector, ya tiene alianzas con Alcaliber

Pequeñas plantas de marihuana en Ontario, Canada.
Pequeñas plantas de marihuana en Ontario, Canada.

Canadá abrió la pasada semana un debate global sobre el negocio del cannabis tras aprobar la legalización de la venta de marihuana para uso recreativo. Detrás hay un enorme interés económico. Allí se concentran las grandes compañías cotizadas que trabajan en este sector, junto a las estadounidenses, y sus inversiones han llegado en los últimos meses a España. Tras la legalización en Canadá, que llega después de la de Uruguay y varios Estados de EE UU, Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, también reclamó el jueves que nuestro país lidere la legalización de esta droga en Europa.

“El cannabis puede ser un sector estratégico para España. Es un cultivo que solo necesita agua, sol y temperaturas cálidas. Lugares como Almería, gracias a sus invernaderos, serían perfectos”, opina Bernardo Soriano, socio de Soriano & Fernández Abogados, despacho especializado en la legislación sobre el cannabis. “El otro día Pablo Casado [líder del PP] dijo que España debía ser la California de Europa, pues bien, California es el primer productor de cannabis del mundo”, señala.

Precisamente este despacho es una de las empresas que han encontrado un socio internacional en este campo, concretamente el bufete estadounidense Vicente Sederberg, que ayudó a impulsar la despenalización del consumo de marihuana en Colorado.

Pero existen operaciones mucho mayores. El fondo británico GHO Capital, especializado en el sector de la salud, adquirió en abril de este año el histórico laboratorio Alcaliber, de Juan Abelló, por más de 200 millones de euros. Esta compañía, uno de los grandes productores de opiáceos del mundo, recibió recientemente la primera autorización de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (Aemps) para cultivar, producir, exportar, distribuir y comercializar cannabis para uso terapéutico. Cuenta con una plantación en Murcia, según fuentes consultadas, y este año tendrán su primera cosecha.

Alcaliber recibió la autorización porque, a su vez, tiene demanda de suministro de la canadiense Canopy, la mayor compañía del sector y que cotiza en Bolsa con un valor cercano de los 10.000 millones.

Además de Alcaliber existe otra empresa que puede producir cannabis, pero de la que se conoce poco. En una respuesta del Gobierno de Mariano Rajoy de octubre del pasado año a la diputada socialista María Aurora Flórez, el Ejecutivo aclaraba por primera vez las compañías con permisos de la Aemps. En este caso se trata de la poco conocida DJT Plants Spain, que según los expertos todavía no ha cultivado en España. Como presidente, según se recoge en el registro, aparece el nombre de William Piccaver Stuart. De momento, no consta información financiera de la firma.

Otra de las empresas que han entrado en España es la también cotizada Freedom Leaf, con sede en Las Vegas (EE UU), que en mayo de este año cerró la compra de un invernadero en Valencia de 40.000 metros cuadrados por 4,2 millones. Esa instalación está dedicada a la producción de ponsetias, pero la empresa señala en un documento en la SEC (Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos) que ese cultivo se parece mucho al del cáñamo. “El objetivo de esta instalación es llegar a ser un invernadero líder en la producción de cannabinoides en España”, apunta. Y explica que los 300 días del sol de la ciudad lo hacen ideal para la siembra.

Freedom Leaf también está detrás de la compra del portal web Lamarihuana.com, con información sobre el sector y con sede en Valencia. Por último, adquirió la compañía Green Market Europe, productor de cáñamo en Elche (Alicante). Otra de las cotizadas canadienses especializadas en usos terapéuticos del cannabis, Aphria, a través de su filial Nuuvera, anunció en enero su intención de comprar la empresa española Cafina, productora de cáñamo, ubicada en Callosa de Segura (Alicante).

Quién puede cultivar marihuana en España

THC. Para plantación de cannabis con un contenido superior al 0,2% de THC (tetrahidrocannabinol ) con fines terapéuticos solo pueden cultivar Alcaliber y DJT Plants Spain, según la Aemps. Las autorizaciones se renuevan anualmente.

I+D. Con fines de investigación pueden cultivar además las empresas Phytoplant y CIJA Preservation, además de la Universidad Politécnica de Valencia.

Requisitos. Las empresas deben llevar un libro de contabilidad de los cultivos, de los productos obtenidos y de la destrucción de los mismos.

Industrial. Además, las empresas agrícolas pueden cultivar libremente semillas de cáñamo aprobadas por la UE con menos del 0,2% de contenido de THC, para uso industrial. Pero tienen que comunicarlo en su comunidad autónoma.

Normas