Las oficinas en Madrid Nuevo Norte tendrán capacidad para 125.000 empleados

Se levantará el edificio más alto de España, con hasta 70 plantas

Aportará más espacios que la suma de Azca y las Cuatro Torres

Recreación del futuro Centro de Negocios Chamartín del desarrollo Madrid Nuevo Norte.
Recreación del futuro Centro de Negocios Chamartín del desarrollo Madrid Nuevo Norte.

El epicentro financiero de Madrid en unos años se situará en el norte de la ciudad. La conocida como Operación Chamartín va a generar una gigantesca oferta de nuevos edificios de oficinas para la capital de España, que podrán acoger 125.472 empleados, según se recoge en la memoria del proyecto.

El desarrollo Madrid Nuevo Norte, como se llama oficialmente el proyecto aprobado por el Ayuntamiento de la capital, está dividido en cuatro áreas. La primera, la propia Estación de Chamartín, que debe ser reformada, y junto a ella, el futuro Centro de Negocios Chamartín. Además, existen otras dos zonas con un foco más residencial: Las Tablas Oeste y Malmea-San Roque-Tres Olivos.

En el área concreta del centro de negocios se ubicarán prácticamente la totalidad de los edificios para empresas. En concreto, dos terceras partes de los 1,5 millones de metros cuadrados destinados a oficinas en Madrid Nuevo Norte. Para comprobar el gran tamaño, se puede comparar con el actual centro financiero de Azca, en la Castellana, que tiene una oferta de 500.000 m2, o con el área de las Cuatro Torres, que dispone de alrededor de otros 220.000 m2. Aunque no hay una fuente oficial respecto al tamaño del parque de oficinas en Madrid, el sector suele manejar cifras que van desde los 12 a los 15 millones de metros cuadrados. Eso significa sumar al menos otro 10% de nueva construcción a la oferta existente.

10.000 millones de negocio en promoción de oficinas

Ventas. En la memoria del proyecto se indica que el precio de venta de viviendas y terciario (oficinas y locales comerciales) de Madrid Nuevo Norte alcanzará los 13.198 millones de euros, como avanzó Cinco Días, un gigantesco negocio para promotores inmobiliarios.

Oficinas. Ese negocio corresponderá precisamente en mayor medida a la venta de los edificios de oficinas, cuyo importe llegará a los 10.212,7 millones de euros, según los cálculos municipales. En el caso de la promoción de viviendas, la cifra alcanzará los 2.986 millones.

Retornos. El estudio económico del proyecto, además, muestra un rango de rentabilidades de este negocio inmobiliario que oscilan entre un 11,2% y 16,4%.

La nueva oferta llegará tras más de 25 años de frustrados intentos de aprobar la Operación Chamartín. El pasado septiembre, el Gobierno municipal liderado por Manuela Carmena (Ahora Madrid) dio vía libre al proyecto, que deberá ser refrendado por el Pleno municipal en diciembre o enero y validado después por la Comunidad de Madrid.

El área de negocios se ubicará principalmente alrededor de la Estación de Chamartín y del gran parque central, situado sobre el cubrimiento de las vías. En ese futuro distrito financiero, el 59% del suelo pertenece a la empresa Distrito Castellana Norte (DCN) que tiene un derecho de compra, por más de 1.200 millones, sobre esos terrenos pertenecientes originalmente a Adif. Entre los grandes propietarios de esa zona se encuentra la Empresa Municipal de Transportes (19,5%, de parcelas de sus cocheras), Correos (5,7%) y el propio Ayuntamiento de Madrid (5,4%).

Junto a la estación, se levantará, además, el que será el edificio más alto de España, que según el proyecto puede tener hasta 70 plantas, lo que supondrá acercarse a los 300 metros de altura. En la actualidad, la vecina Torre de Cristal, con 249 metros, tiene ese récord.

  • Más que oficinas

En el Centro de Negocios Chamartín también habrá otros 255.000 m2 en dotaciones (a determinar: escuelas, centros de salud, polideportivos...) y 103.000 m2 de comercios.

La idea del proyecto municipal es que ese distrito financiero no se quede sin vida tras la finalización del horario de oficinas, por lo que combina los barrios con tiendas y 2.600 viviendas (de las 10.400 total de la operación urbanística).

El precio del suelo en esa zona en las parcelas donde se construyan las oficinas será elevado, concretamente 2.939 euros por metro cuadrado. En el caso de uso comercial será de 1.632 euros y para vivienda libre alcanzará los 2.899 euros, según los cálculos realizados por el Consistorio.

El distrito financiero se subdivide internamente en unidades de edificación y espacio público llamadas clusters. Cada uno de ellos, tendrá un funcionamiento autónomo, con edificios de oficinas, residenciales, uso comercial, plazas, recorridos peatonales y estará en contacto directo con el parque central.

Además, el diseño da la vuelta al uso habitual del transporte en Madrid, ya que se pretende que el 80% de los desplazamientos se hagan por medios sostenibles y que solo el 20% se efectúen por medio del vehículo privado.

Normas