Santander lanza su primera emisión de cédulas en casi tres años

Coloca 1.000 millones de euros a un plazo de 10 años

Coordinan la emisión Credit Suisse, Unicredit, Natixis y el propio Santander

Santander lanza su primera emisión de cédulas en casi tres años
Reuters

Justo en el día en que el Tribunal Supremo ha dado un duro varapalo a los bancos a cuenta de sus hipotecas, de las que deberán asumir el pago del impuesto de actos jurídicos documentados, Santander se ha lanzado al mercado con su primera emisión de cédulas hipotecarias desde enero de 2016. Ha emitido 1.000 millones de euros a un plazo de 10 años a un interés de midswap más 22 puntos básicos, después de registrar una demanda por 1.100 millones, que ha permitido rebajar el precio en apenas un punto básico, desde el diferencial inicial de midswap más 23 puntos básicos.

La operación ha estado coordinada por Credit Suisse, Unicredit, Natixis y el propio Banco Santander y es una muestra más de cómo las entidades financieras están aprovechando todos los resquicios posibles en el mercado de capitales para obtener financiación, poco antes de que la temporada de presentaciones de resultados establezca un período en el que no se puede acudir al mercado. 

En el mes de septiembre se abrió una clara ventana de oportunidad para las emisiones de deuda que fue aprovechada por Sabadell, Bankia, BBVA o Abanca. La presentación de los Presupuestos en Italia, con un desafiante aumento del déficit público para 2019, ha supuesto en las últimas semanas un fuerte foco de inquietud que sigue vivo. Además, en España la presentación de los Presupuestos también tensionó ligeramente el bono a 10 años, que llegó a alcanzar máximos de hace un año.

Sin embargo, los bancos españoles continúan encontrando demanda para sus emisiones, incluso en una jornada de intensas ventas en Bolsa como la de hoy. Ayer fue el turno para CaixaBank, que captó 1.000 millones en deuda sénior no preferente a 5 años, después de registrar peticiones por 2.250 millones de euros. 

Los bancos han estado concentrados en la emisión de deuda con la que construir su colchón anticrisis, los activos con los que tendrían que responder en caso de resolución. Así, han reforzado las emisiones de deuda subordinada, bonos contingentes convertibles y sénior no preferente. Las cédulas hipotecarias son en cambio el título de deuda más seguro y su precio de emisión es notablemente inferior. 

Normas