Deuda soberana

El Tesoro prevé nuevas alzas del rating de España en 2019

Carlos San Basilio adelanta que las necesidades de financiación se quedarán por debajo de lo previsto

Señala un impacto “limitado” de la situación en Italia

El secretario general del Tesoro, Carlos San Basilio.
El secretario general del Tesoro, Carlos San Basilio.

El secretario general del Tesoro, Carlos San Basilio, espera que la aprobación de los presupuestos pactados por PSOE y Podemos inste a las agencias de rating a subir la nota a España. En concreto, y según ha explicado en un encuentro organizado por EY y ASCRI en Londres, prevé una mejora del rating en el segundo trimestre del año. Actualmente, la calificación otorgada por las principales agencias se encuentra en el notable alto, A-, tras las últimas alzas de esta primavera.

“Esperemos que el presupuesto clarifique las cuestiones internas y con Bruselas. Y que traiga estabilidad política”, ha argumentado San Basilio. También ha adelantado que las necesidades del Tesoro para este año se quedarán por debajo de los 40.000 millones previstos, en torno a los 35.000 millones, dado que afirma que “ya se han cubierto más de las necesidades previstas para este momento del año”. Esos 40.000 millones ya suponían una reducción del 11% frente al dato del año anterior.

San Basilio ha apuntado a que España aún puede reducir aún más el coste de la deuda, en mínimos históricos por la política de tipos ultrabajos desplegada por el Banco Central Europeo, y pese a que los tipos marginales sí han aumentado este año. Y prevé asimismo que continúe la reducción del coste de financiación de la deuda con un ahorro medio en 1,5 puntos hasta suponer un 2,4% del PIB. Señala además que la caída de los inversores nacionales, en el 16,8%, está compensada por el incremento de los no residentes, en el 44%.

En este sentido, el responsable del Tesoro ha señalado la oportunidad que puede suponer la inestabilidad en Italia -donde la prima de riesgo se ha elevado hasta los 305 puntos básicos, en máximos de junio de 2013- para atraer inversores a la deuda española. “La situación en Italia no es buena porque crea inseguridad en Europa. El incremento en el coste de la financiación ha sido limitado”, ha señalado.

El secretario general del Tesoro ha destacado la “buena condición” de la economía española, pese al recorte que llevó a cabo ayer el Gobierno de las previsiones de crecimiento, en línea con el FMI y la Comisión Europea. “Lo importante para España es el camino de crecimiento, no importa una décima. De acuerdo a nuestra información, no hay nada pueda hacer a España crecer menos del 2% o incluso caer al 1%. Los fundamentales son óptimos”, ha asegurado San Basilio y ha señalado que la senda de crecimiento se mantiene por encima de los países del entorno.

“El camino de la economía afronta una nueva era”, ha reconocido y ha apuntado a la necesidad de llevar a cabo “una consolidación fiscal” para mejorar la ratio de endeudamiento sobre el PIB. “Necesitamos combinar la agenda política con la política fiscal”, ha apunta y además ha avanzado una “agresiva reducción de la ratio deuda-PIB”. Actualmente se encuentra en el 100%.

Normas