Aerolíneas

Air Nostrum enciende a sus pilotos con la cesión de rutas de Iberia a una segunda marca

La aerolínea maltesa Medops arranca en noviembre con flota y expilotos de la levantina

Los contratos, a través de una agencia irlandesa de creación propia, serán españoles

ILAI pulsa en la foto

El plan de Carlos Bertomeu y el resto de accionistas de Air Nostrum para crear uno de los mayores grupos del mundo en aviación regional empieza a generar tensión entre los trabajadores de la aerolínea levantina.

La plantilla tiene noticias desde hace un año del nacimiento del grupo ILAI (Inversión en Líneas Aéreas Internacionales), en el que se integra la propia Air Nostrum. Sus accionistas son los mismos que los de la franquiciada de Iberia y entre las filiales y participadas figuran dos aerolíneas en Sudamérica, la paraguaya Ampy y la argentina Flyest, y otras dos europeas, la maltesa Medops y la irlandesa Hibernian. Y son estas dos las que han disparado la incertidumbre entre los 1.400 trabajadores de Air Nostrum.

Hibernian está tramitando su certificado de operador aéreo (AOC) en Irlanda, mientras Medops, de la que ILAI tomó el 51% de manos de un fondo soberano libio, ha empezado a desarrollarse con tres aviones CRJ 1000 de la propia Air Nostrum y ocho de sus copilotos. Estos se han desvinculado de la compañía para fichar por Medops a través de una agencia de empleo. El incentivo es la inmediata progresión a comandante.

El traspaso de aviones y el uso de Aer Resources Agency (ARA), firma irlandesa de reclutamiento de personal creada por los accionistas de Air Nostrum, han encendido las alarmas en el Sepla

Tanto el traspaso de aviones como el uso de Aer Resources Agency (ARA), firma irlandesa de reclutamiento de personal creada por los accionistas de Air Nostrum, han encendido las alarmas en el sindicato de pilotos Sepla. “Además de quitar flota a la compañía, se está contratando personal de nuestra plantilla de forma indirecta”, explican. Un modelo que recuerda al de Ryanair, con la contratación masiva a través de las agencias Crewlink y Workforce.

Desde ILAI, sin embargo, se asegura que los pilotos de Medops en bases españolas tendrán “contrato laboral local, régimen laboral español, seguridad social de este país y pagarán aquí sus impuestos”, matices que diferencian su política de la utilizada por la low cost irlandesa.

La dirección lanza mensajes tranquilizadores en el sentido de que Air Nostrum y Medops serán independientes, pero la próxima entrada de la nueva competidora (y también hermana de grupo) en la programación que Air Nostrum presta para Iberia ha encendido la mecha de la desconfianza.

ARA tiene abierto un proceso de selección de copilotos para Medops en las bases de Menorca, Ibiza, Las Palmas y Tenerife. Se ofrece rápida progresión.

Con AOC maltés, Medops está trabajando ya para Binter en Canarias y será el 1 de noviembre cuando se estrene con Iberia (en la ruta Menorca-Palma de Mallorca). Un servicio que Air Nostrum presta desde hace 21 años y que tanto la dirección como los trabajadores consideran estratégico. Air Nostrum ya viene subcontratado firmas como Canaryfly, DAT o Fly Compass para dar servicio a Iberia.

Crecimiento

ARA tiene abierto un proceso de selección de copilotos para Medops en las bases de Menorca, Ibiza, Las Palmas y Tenerife. Se ofrece rápida progresión.

La bola del desasosiego ha crecido en medio de un proyecto clave para Air Nostrum como es el de la creación del mayor grupo europeo de aviación regional, a imagen y semejanza de IAG, con la irlandesa City Jet. De hecho, el asunto Medops también entorpece la negociación del quinto convenio de pilotos, en el que el personal buscará la recuperación del 14% de salario (7% en el caso de los copilotos) que fue recortado en 2014: “El problema ahora no es salarial, sino el del vaciado de producción hacia otras aerolíneas”, reitera el Sepla.

Carlos Bertomeu, presidente y primer accionista de Air Nostrum.
Carlos Bertomeu, presidente y primer accionista de Air Nostrum.

En junio, antes de conocerse la irrupción de Medops en el contrato de Iberia, Air Nostrum y Sepla firmaron un pacto de garantías en el empleo. La empresa renunció así a despedir mientras haya externalizaciones de producción. Los representantes de los trabajadores trataron de dejar atado, sin éxito, que no saliera más de un 5% del trabajo del perímetro de Air Nostrum. Ahora demandan la apertura de una negociación para dejar sentado el modelo laboral en las empresas de ILAI y su relación con Air Nostrum.

Subyace el temor de que firmas con menores costes laborales empiecen a hacerse fuertes. Desde Air Nostrum se recuerda que sus pilotos tumbaron en febrero un acuerdo de flexibilidad. Un hecho que parece clave en el uso de una nueva herramienta como Medops para atender el crecimiento. Con todo, la aerolínea valenciana, que opera para Iberia, Lufthansa, SAS, Croatia Airlines y Brussels Airlines, también matiza que, lejos de vaciar la empresa, ha contratado a un centenar de personas este año (17 pilotos) y ha promocionado a 21 comandantes.

Normas