Moody's saca a Portugal del bono basura

Sigue los pasos de S&P y Fitch y eleva la nota a Baa3

Prevé que en 2021 la deuda caiga al 116% del PIB desde el 124,7% en que concluyó 2017

Moody's saca a Portugal del bono basura

En un momento en el que la periferia vuelve a preocupar a los inversores con Italia y su Gobierno populista en la picota, algunos países consiguen poner y aparte a los peores momentos de la crisis. Portugal es el país que mejor ejemplifica esta tendencia. 

La agencia de calificación Moody's sigue los pasos de Fitch y S&P y mejora un escalón la nota de Portugal, que pasa de Ba1 a Baa3. Esta revisión permite al país luso salir del bono basura. Según lo señalado en la nota, la agencia afirma que su decisión se debe principalmente a la tendencia de descenso sostenible de la deuda pública, "con riesgos limitados de que sea revertida".

Moody's espera que la deuda pública de Portugal caiga hasta el 116% del PIB en 2021 (cerró 2017 en el 124,7%) y considera que su tendencia de descenso se mantendrá "relativamente robusta" ante los riesgos más probables, incluido un aumento de las tasas de interés.

La agencia destacó también la "significativa mejora fiscal" en los últimos años, con un déficit que se ha mantenido desde 2016 en el 3% o por debajo de esa cifra, y los progresos en la reestructuración de algunos de los bancos con más problemas. Moody's sostiene que nuevas inyecciones de capital en el Novo Banco no afectarán a la reducción de la deuda pública, debido a los mecanismos incluidos en el acuerdo de venta con el fondo estadounidense Lone Star.

También destacó la mayor resiliencia económica del país, que se ha beneficiado de una mejora de la posición externa de Portugal y de la contribución de la inversión, especialmente desde la mitad de 2016. "La recuperación del gasto en inversión, el reequilibrio de la economía hacia el comercio y la mejora de la estabilidad política y bancaria han elevado el crecimiento potencial en Portugal a alrededor del 1,5%, más fuerte que en los últimos años (0,3% entre 2010 y 2017)", añadió.

El lunes tocará conocer el veredicto de los inversores. La rentabilidad de la deuda portuguesa a diez años concluyó en el 2%. La Bolsa logró escapar el viernes a las caídas de Europa al sumar un 0,25%. A pesar de la buena marcha de la economía, la renta variable lusa registra unas pérdidas del 7% en lo que va año, un comportamiento que aunque negativo se sitúa a cierta distancia de los descensos próximos al 11% que registran el Mib italiano, el Ibex 35 y el Dax alemán.

Normas