El pacto presupuestario de Gobierno y Podemos elevará el gasto público en más de 5.000 millones

Solo las subidas de pensiones supondrán un gasto de más de 1.000 millones

La ayuda a la dependencia, la educación infantil, los permisos de paternidad y el plan de vivienda encarecen el acuerdo

El acuerdo presupuestario firmado este jueves en La Moncloa por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y su principal socio parlamentario, el lider de Podemos, Pablo Iglesias, da gasolina al Ejecutivo para seguir adelante pese a su minoría parlamentaria y pone sobre la mesa un relevante abanico de medidas fiscales y sociales que remitir el lunes a Bruselas y comenzar a negociar con el resto de grupos parlamentarios. Pero no será gratis. El coste total de las medidas anunciadas supera los 5.000 millones de euros.

Una partida, en todo caso, que se verá compensada por un incremento de ingresos que será incluso algo superior ya que el Gobierno debe asegurarse de reducir el déficit para contentar a la Comisión Europea. El documento del acuerdo, al que ha tenido acceso este diario, no detalla, sin embargo, más que el coste d las distintas medidas, sin referencia a la recaudación prevista por el nuevo paquete de impuestos.

Del lado del gasto, sin embargo, las 50 páginas del documento ofrecen un enorme grado de detalle. La principal partida son las pensiones, pues ligarlas al IPC con una inflación prevista del 1,6% costará 704 millones en 2019. Ese año, además, las partes se comprometen a subir las pensiones mínimas un 3%, lo que supondrá otros 384 millones de gasto. En total, más de 1.000 millones destinadas a esta partida.

Más allá, destacan también los 630 millones de euros que se destinarán al plan de vivienda social, los 515 millones comprometidos para la ayuda a la dependencia, los 323 millones destinados a facilitar el subsidio para mayores desempleados desde los 52 años en lugar de los 55, o los 340 millones que supone elevar el salario mínimo interprofesional.

En paralelo, implantar la gratuidad en la educación de cero a tres años tendrá un coste estimado de 330 millones mientras que comenzar a equiparar la prestación por paternidad a la de maternidad, subiendo el permiso de cinco a ocho semanas en 2019, costará otros 300 millones.

El plan estatal de rehabilitación de vivienda costará 400 millones, el incremento de becas, 268; la entrega de material escolar gratuito, 50; el plan de lucha contra la violencia de género unos 220 millones más y la partida destinada a mejorar el I+D+I y las investigaciones suman más de 300 millones adicionales.

Los ingresos

Del lado de la recaudación fiscal, la principal novedad del documento es un alza de un punto en el gravamen de los patrimonios de más de 10 millones que actualmente estaban sometidos a un tipo del 2,5%.

Además, se crean dos tramos nuevos de IRPF con un alza de dos puntos en el tipo marginal para rentas superiores a 130.000 euros y de cuatro puntos a partir de 300.000 euros, lo que elevará el gravamen máximo al 49% general y el 52% en comunidades como Andalucía y Cataluña.

El pacto también establece un gravamen del 15% sobre los beneficios no distribuidos de las sociedades anónimas cotizadas de inversión en el mercado inmobiliario (socimi) y aumenta el control de las sicav, que tributan al 1%, poniéndolas bajo la lupa de la Agencia Tributaria en lugar de la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

En el impuesto sobre Sociedades se establecerá un tipo mínimo del 15% para grandes empresas (18% para banca y petroleras), rebajarlo del 25% al 23% para pymes y gravar el 5% de los dividendos de las filiales en el extranjero.

Además, se establecerá un impuesto sobre las transacciones financieras que grave al 0,2% las operaciones sobre acciones de firmas cotizadas con un volumen de capitalización superior a 1.000 millones de euros. El impuesto específico sobre la banca, descartado de momento, se valorará en función de la recaudación lograda en 2019.

De otra parte, el Gobierno creará una tasa tecnológica sobre los negocios digitales que gravará al 3% los servicios de publicidad en línea, intermediación online y venta de datos de usuarios, para compañías con ingresos anuales globales de al menos 750 millones y superiores a tres millones en España. La llamada ‘tasa Google’ también afectará a firmas de transporte y alojamiento, como Uber y Airbnb, según avanzó Hacienda.

Finalmente, el acuerdo entre el Ejecutivo y Podemos refuerza las medidas de lucha contra el fraude fiscal, incluyendo un mayor control de los paraísos fiscales y la prohibición de amnistías fiscales.

Pero, en materia fiscal, no todo son alzas. El pacto rebaja el IVA para productos de higiene femenina, que pasan de un tipo del 10% al tipo superreducido del 4%, mientras que se suaviza al 10% el gravamen de actividades veterinarias.

También se destinarán recursos a compensar a los ayuntamientos por las devoluciones que tengan que realizar del impuesto sobre la plusvalía municipal tras el fallo en contra de algunos de sus artículos por parte del Tribunal Constitucional.

Normas