El Ibex se mantiene en mínimos de dos años: ¿hay margen de remontada?

Los expertos califican las recientes caídas de "sobrerreación" de las Bolsas

Los resultados empresariales y un acuerdo entre China y EE UU, posibles catalizadores para los índices

Traders de la Bolsa de Nueva York en plena sesión.
Traders de la Bolsa de Nueva York en plena sesión. EFE

Tranquilidad entre los analistas ante la debilidad de las Bolsas. Bajo el título "Solo un reajuste del mercado alcista, no el fin de ciclo", el director de inversiones de UBS Global Wealth Management, Mark Haefele, lanza un mensaje de calma a los mercados ante el nerviosismo y pesimismo que se ha instalando en los parqués. El Ibex 35 vive este viernes un comportamiento errático: el intento de remontada se diluye y el índice se mantiene en mínimos desde 2016.  

"Lo que todo el mundo temía y estaba esperando sucedió: Wall Street, mercado que había sido capaz de obviar muchos de los factores de incertidumbre que habían penalizado al resto de países mundiales, vivió el miércoles y el jueves una de sus peores sesiones del año", resume Juan J. Fernández Figares, director de análisis de Link Securities.

Y es que tal y como recuerda el analista, finalmente, "la inestabilidad política en Washington, producto de una errática legislatura; las tensiones entre EE UU y China que van más allá de lo meramente comercial; la ralentización del resto de economías mundiales, confirmada recientemente por el FMI; el alza del precio del crudo que amenaza con impulsar al alza la inflación; la incertidumbre política en la zona euro con el populismo galopante amenazando con provocar una nueva crisis tanto de identidad como económica; el inicio de la retirada de estímulos monetarios por parte de los bancos centrales; la debilidad de algunas economías emergentes; y la proximidad de la temporada de resultados trimestrales, que siempre conlleva el incremento de volatilidad en las Bolsas, provocaron que los inversores en las Bolsas estadounidenses apretaran sin pausa el botón de venta". 

UBS por su parte considera que la caída vista en EE UU es una corrección y no el final del ciclo alcista. “Períodos de elevada volatilidad y ventas es probable que sean más comunes en ciclos maduros. Los visto en el mercado es normal en este punto de mercado alcista y es probable se extienda por más tiempo. Vista la situación económica, continuamos recomendando sobreponderar los activos de riesgo”, asegura Mark Haefele, director de inversiones de UBS Global Wealth Management.

Los expertos de Bankinter señalan que las Bolsas caen porque temen que la curva de tipos americana se invierta y que eso indique, según la teoría clásica, recesión. Desde la firma de análisis consideran que aunque "la curva se aplane, no tendría por qué estar indicando necesariamente un cambio de ciclo, sino una normalización muy rápida de los tipos en Estados Unidos porque allí la economía se expande muy rápidamente y eso exige que el proceso de normalización de tipos también lo sea".

En los momentos en los que el mercado cae son muchas las recomendaciones de compra aprovechando los precios de ganga. Jesse Cohen, analista senior de Investing.com, explica que en esta "tormenta perfecta de aumento de los rendimientos del Tesoro, preocupaciones sobre Italia y preocupaciones sobre el impacto de la actual guerra comercial entre Estados Unidos y China", aprovecharían para comprar. 

Posibles catalizadores

Entre los aspectos que podrían servir de impulso a las Bolsas en un momento en el que acechan numerosas incertidumbres, Pablo García, de AlphaValue, señala dos. La primera sería que Trump se dé cuenta de que comienza a asentarse la idea de una desaceleración macro más o menos profunda y levante un poco el pie del acelerador arancelario, además de dejar de criticar a la Fed. "Una negociación bilaterial EE UU-China parece el único catalizador que podría calmar la tensión por la que pasan los mercados", añade el experto.

Además, las esperanzas están puestas en la temporada de presentación de resultados que en EE UU arranca hoy de manera oficiosa con las cuentas de tres grandes bancos: JPMorgan, Welss Fargo y Citigroup.

El consenso baraja actualmente un incremento del beneficio por acción de estas compañías del 21% en tasa interanual -fue del 24% en el primer trimestre de 2018 y del 16% en el segundo trimestre-. "Si bien una parte importante de este aumento es consecuencia de la reducción de la tasa fiscal implementada por la Administración Trump (aproximadamente el 10%), el resto se explica por la fortaleza económica de EE UU, algo que se traduce en un fuerte aumento de las ventas (una mejora del 10% en tasa interanual) y en el positivo comportamiento de los márgenes de explotación. Si este escenario se consolida al término de la temporada de presentación de resultados, es factible que sirva para calmar los ánimos de los inversores y que las Bolsas tengan un positivo final de año", prevé Fernández Figares, de Link Securities.  

Italia también es otro de los factores que pude hacer que la situación de las Bolsas se reconduzca al igual que el petróleo, que no debería tocar los 90 dólares por barril, según dicen los expertos. "Nuestra opinión es que la curva de tipos americana terminará casi plana cuando la Fed haya terminado de subir tipos, pero que no se invertirá y que, además, la macro y los resultados empresariales se normalizarán (de hecho, están normalizándose) en niveles lo suficientemente buenos como para que dicha inversión de la curva no suceda. En ese caso en absoluto entraríamos en recesión y, por tanto, las Bolsas estarían ahora sobre reaccionando. En momentos como este es preciso elevar un poco la perspectiva", añade Bankinter.

Desde Fidelity la recomendación es tomar posiciones en los sectores más castigados de la Bolsa. "Dado que las perspectivas de la economía mundial siguen siendo sólidas a medio plazo y la retirada gradual de los estímulos monetarios es una señal de retorno a condiciones más normales, la respuesta adecuada de los inversores ante las señales de que el mercado estadounidense podría estar quedándose sin fuelle es buscar valor en áreas que ya han sufrido abultados descensos”, explica Paras Anand, director de activos de Fidelity. 

Normas