Ceconomy, dueño de Media Markt, es un ejemplo de cómo no dividirse

Sus acciones han perdido la mitad de su valor tras tres 'profit warnings'

Media Markt de Sion (Suiza).
Media Markt de Sion (Suiza).

Los cuentos de hadas alemanes suelen ser sangrientos y no aptos para niños. Ceconomy, el minorista dueño de Media Markt que se separó de Metro el año pasado, es lo más parecido para los financieros corporativos teutones.

Desde su escisión en julio de 2017, el mayor minorista de electrónica de Europa lo ha pasado mal, en primer lugar por la competencia online: se espera que sus ventas crezcan solo un 0,2% este año. Sus acciones han perdido la mitad de su valor tras tres profit warnings.

La tercera, anunciada el martes, parece especialmente conflictiva. El grupo había advertido en septiembre de que su beneficio de explotación interanual podría llegar a los 460 millones, frente a los 494 millones del año anterior, ya que el caluroso verano mantuvo a la gente alejada de las pantallas de TV. Ahora ha dicho que, debido a las menores ventas, también recibirá menos descuentos de sus proveedores, lo que significa que el beneficio de explotación podría llegar a ser de 400 millones.

Para los accionistas de Ceconomy, las opciones son reducidas. Puede tratar de ganar escala para tener más fuerza negociadora y ofrecer mejores ofertas a los clientes. El año pasado compró una participación del 24% en Fnac Darty, y se esperaba que comprara el resto después. Sin embargo, el movimiento fue duramente criticado por el fundador de Media Markt, Erich Kellerhals, que murió en diciembre, pero cuya familia aún posee una participación del 22,7%. Esto también puede dificultar a Ceconomy la búsqueda de socio para una fusión.

El CEO, Pieter Haas, podría reducir costes: Fnac tiene un margen operativo en torno al 5%. Y podría intentar forjar alianzas de compra con otros minoristas, como el británico Dixons Carphone. Pero como las compras suelen negociarse país por país, las alianzas transfronterizas pueden no aportar muchos beneficios.

Los accionistas no deben esperar una recuperación a corto plazo, debido a la crisis del sector. Thyssenkrupp y Volkswagen, que están valorando dividirse, pueden aprender de Ceconomy cómo no hacerlo.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Normas