Cepsa pagará a la banca las comisiones más bajas desde la OPV de Cellnex

La petrolera pagará un máximo del 2,3% del importe colocado

La exfilial de Abertis abonó un 2,1% y Aena, menos del 1%

Cepsa pagará a la banca las comisiones más bajas desde la OPV de Cellnex pulsa en la foto

La salida a Bolsa de Cepsa, programada para el 18 de octubre, está llamada a romper moldes. Primero, porque si se coloca en el rango medio o alto de la horquilla de precios, entre 13,1 a 15,1 euros por acción, quedará solo por debajo del importe colocado por Aena en 2015. Segundo, por tratarse de la primera puesta de largo en Bolsa –en puridad, no es una Oferta Pública de Venta u OPV, pues carece de tramo para el gran público– desde la del gestor de aeropuertos con un segmento específico para empleados. Y, tercero, por pagar unos gastos y comisiones inusitadamente bajas frente a los debuts de los últimos tres años.

Cepsa y Mubadala, su actual primer accionista, pagarán un máximo de 53,49 millones de euros en concepto de gastos y comisiones si sale al precio máximo, aunque serían 49,7 millones de euros en el punto medio 14,1 euros por acción. Es decir, el 2,3% del importe colocado.

Mubadala, uno de los fondos soberanos de Abu Dabi, actual propietario del 100% de la petrolera, se hará cargo del pago de hasta 46,3 millones que se repartirá el ejército de bancos colocadores. Rothschild actúa como asesor jefe, Bank of America Merrill Lynch, Citi, Santander y Morgan Stanley son los coordinadores; Barclays, BNP Paribas, First Abu Dhabi Bank, Société Générale y UBS trabajan en un segundo escalón, y finalmente BBVA y CaixaBank completan el ejército de bancos en un tercer nivel. Allen & Overy y Clifford Chance se encargan de la parte legal. En cuanto a los 9 millones abonados en concepto de gastos, como los de las tasas de CNMV, Iberclear, entre otros, la compañía pagará 3 y el accionista vendedor, 6,5 millones.

Estas cifras son, con respecto al montante de capital colocado en Bolsa, las más bajas desde que en mayo de 2015 Abertis se desprendió de una parte de su filial de telecomunicaciones, Cellnex. Para ello afrontó el pago de un 2,13% de los 2.141 millones vendidos en Bolsa. La cohorte de bancos colocadores, que además aseguraron la operación, cobró una comisión fija del 1,75%, a la que se sumaba una de éxito de hasta el 0,75%.

Morgan Stanley, Goldman Sachs y CaixaBank –el accionista del banco catalán, Criteria, era accionista de referencia de Abertis y hoy controla un 6% de Cellnex– actuaron como coordinadores globales de la oferta. Cobraron, junto a seis entidades más, unos 29 millones en comisiones, que se sumaron a otros 11,4 en gastos para sumar más de 40 millones. Un 93% los pagó Abertis y el resto, Cellnex.

Sin embargo, y con respecto al debut de Aena (el más grande en cuanto a tamaño con casi 4.300 millones de euros vendidos), Cepsa pagará más del doble en gastos y comisiones. La privatización de Aena fue la primera (y única hasta ahora) OPV propiamente dicha, con tramo minorista desde el estreno de Bankia. Y recordaba a las grandes privatizaciones de los 90. El coste entonces fue de una media del 0,9% de la colocación. Un 1% para el tramo minorista y un 0,19% para el destinado a inversores institucionales.

Las comisiones más altas

  • Neinor y Parques Reunidos. De las 12 salidas a Bolsa que ha visto el mercado español en los últimos tres años, la que ha tenido unas comisiones mayores ha sido la que supuso la vuelta de una promotora tras la crisis inmobiliaria. Neinor afrontó el pago en concepto de gastos y comisiones del 4% del capital. Parques Reunidos, que dudó hasta el último momento entre una venta a un fondo de private equity y salir a Bolsa, abonó el 4% del importe. Unicaja, que se estrenó poco después de la resolución de Popular, pagó un 3,8%. La entidad andaluza logró la proeza de salir en circunstancias extremas, aunque tuvo que reducir sus aspiraciones de valoración.
  • Éxito. En las salidas a Bolsa, las empresas suelen pagar una comisión mínima y se reservan el abono de otra discrecional o de éxito. Esta última está vinculada habitualmente a que se ejecute amplíe la operación. Que esto se haga depende de que el valor suba en los 30 días siguientes al debut. Si cae, lo normal es que no se ejecute.
Normas