Comienzan las fusiones entre brókers: GVC Gaesco compra Interbrokers

La drástica caída de las comisiones aboca al sector a una consolidación

La nueva regulación dificulta la supervivencia de las firmas más pequeñas

Un operador bursátil contempla unos monitores con las cotizaciones de valores.
Un operador bursátil contempla unos monitores con las cotizaciones de valores.

La consolidación del sector de los corredores de Bolsa ha comenzado. GVC Gaesco ha anunciado hoy la adquisición de su rival Interbroker, una firma que el año pasado intermedió la compraventa de títulos por un importe de 400.000 euros. 

Las pequeñas firmas de intermediación financiera tienen cada vez más difícil su subsistencia, especialmente con la aprobación de la nueva normativa europea del sector, Mifid 2. La nueva legislación exige a los gestores de fondos que justifiquen cada año que están contratando a los mejores brókers para comprar y vender acciones y bonos. 

"Los grandes intermediarios se van a quedar con la mayor parte de las transacciones. Pueden ofrecer precios por operar mucho más bajos, y además tienen acceso a las nuevas plataformas de negociación de valores, como Turquoise, algo que no tienen los pequeños", explica el máximo responsable del mayor bróker internacional que opera en España.

De acuerdo con varias fuentes del sector, la caída de las comisiones por operar está siendo drástica, de entre el 50% y el 70%

La sociedad de valores de GVC Gaesco está controlada por un holding que preside Maria Àngels Vallvé. Es una de las pocas firmas de intermediación financiera independientes que queda en Cataluña. Interbrokers era una pequeña agencia de carácter familiar con muy poca estructura.  

Según palabras de la presidenta de GVC Gaesco, Maria Àngels Vallvé, “se trata de una operación magnífica para GVC Gaesco: la integración del negocio de Interbrokers nos permite incrementar nuestros ingresos en el área de intermediación, que es estratégica para nuestro negocio y con una estructura constante”.

El grupo Torella, propietario de Interbroker, y Grup Torrella, mantendrá operativa su sociedad gestora de fondos de inversión, Gesinter, que cuenta con un volumen de activos que ronda los 40 millones de euros.

"En los próximos meses es probable que veamos más operaciones de este tipo, porque la presión en márgenes que tienen los pequeños intermediarios financieros es enorme, y muchos no podrán sobrevivir en solitario", explica Jabobo Blanquer, consejero delegado de Tressis Gestión.

Normas