Grifols niega el impacto negativo que UBS percibe en su negocio

El banco recorta el precio objetivo un 28%, hasta 18 euros

El laboratorio se deha un 5,37% en la sesión

Grifols niega el impacto negativo que UBS percibe en su negocio

Grifols vivió este miércoles una jornada negra en Bolsa por un informe negativo de UBS. La multinacional catala ha recibido una recomendación de venta por parte del banco, que antes se mostraba neutral sobre el valor. Los analistas han recortado el precio objetivo de 25 a 18 euros, un 28%.

Al cierre de la sesión se dejó un 5,37% en el día y las acciones de clase A se quedaron en 23,09 euros. La empresa ya recibió el lunes una recomendación negativa por parte de Morgan Stanley, en la que recortaba el precio objetivo de los ADR a 20 dólares desde los 22.

El motivo del recorte es el desarrollo por parte de algunos laboratorios de compuestos denominados "inhibidores FcRn", que podrían sustituir a medio plazo a la inmunoglobulina para el tratamiento de enfermedades del sistema inmune. Según UBS, es muy probable  que estos fármacos consigan la luz verde de las autoridades sanitarias, y la inmunoglobulina supone el 20% de las ventas de Grifols."Calculamos un 15% de probabilidad de que los inhibidores sustituyan a la inmunoglobulina para 2022", explican.

Aunque este impacto solo supondría un 7% de las ventas totales, según las estimaciones de UBS, dado que subase de costes de Grifols es variable, el impacto en el ebit sería del 20%. En su escenario base, los analistas han rebajado sus estimaciones para 2021 y 2022 un 14% y un 25%. En cualquier caso, el impacto de estos nuevos fármacos en el negocio de Grifols es incierto: UBS ha establecido valoraciones que van desde los 13 hasta los 30 euros por acción, en función de los permisos y la comercialización de estos inhibidores FcRn.

Precisamente Grifols contestó a UBS mediante un hecho relevante enviado a la CNMV manifestando su discrepancia con las conclusiones del banco de inversiones. La empresa presidida por Víctor Grífols señala que los estudios clínicos de la alternativa terapéutica a su inmunoglobulina están en fase muy inicial con pocos pacientes en estudio. "Sus resultados no son concluyentes respecto a laeficacia y seguridad de los productos en el tratamiento de algunas enfermedades autoinmunes", señaló en el comunicado.

Además, el laboratorio catalán recuerdó que ese producto deberá demostrar una eficacia igual o mejor a la inmunoglobulina, así como su uso en "un pequeño número de enfermedades y pacientes". También señaló que la demanda de su producto sigue siendo "muy superior" a la oferta. "Por todo ello, la compañía entiende que el potencial impacto en su negocio será mínimo".

El fármaco rival

Los inhibidores FcRn se están testando para el tratamiento de la Miastenia grave y de la Trombocitopenia Inmune. Según UBS, el 45% del uso de la inmuniglobulina se destina a enfermedades autoinmunes como estas.

Si su aprobación fracasa, algo considerado muy improbable por UBS, las valoraciones no se verían alteradas. Otra opción es la aprobación para un uso muy limitado, lo que recortaría un 6% el beneficio en 2022 y supondría una valoración de 21,5 euros. El escenario central de UBS es un uso amplio pero limitado a algunos tratamientos, que restaría un 18% del resultado. El escenario más negativo para Grifols es poco verosímil, pero supondría un uso extensivo en enfermedades autoinmunes, supondría recortar un 50% el beneficio previsto y dejaría el precio objetivo en 13 euros.

Actualmente, de los 25 analistas que cubren Grifols, solamente tres aconsejan vender. No obstante, la mitad de ellos tiene al valor, que tradicionalmente era uno de los favoritos de los analistas, en mantener. Con la caída de esta mañana, Grifols entra en pérdidas en el año.

Normas