Colliers sigue de compras en España y se hace con el negocio inmobiliario de Niöra

La multinacional canadiense busca reforzarse en Cataluña

Compra la división de consultoría al ‘family office’ Levante Capital

Germán Fernández (izquierda), nuevo director general de Colliers en Barcelona, y Mikel Echevarren, consejero delegado de Colliers en España.
Germán Fernández (izquierda), nuevo director general de Colliers en Barcelona, y Mikel Echevarren, consejero delegado de Colliers en España.

La firma canadiense Colliers International sigue reforzándose en España. Tras la adquisición de Irea en febrero, ahora busca ganar peso en Cataluña, Baleares y la Comunidad Valenciana con la adquisición del negocio inmobiliario de la consultora barcelonesa Niöra Real Estate.

La operación consiste en una transmisión del negocio de consultoría inmobiliaria y del equipo de Niöra, que pasa a Colliers en Barcelona. En concreto, se trata de cinco personas bajo el liderazgo de Germán Fernández, que asume el reto de incrementar los ingresos en Cataluña.

Niöra es una consultora especializada en inmobiliario que pertenece al family office Levante Capital, encabezado por Alicia Arboix, que ahora se desprende de esa pata del negocio. No se conoce el precio de la operación, pero ambas partes han llegado a un acuerdo para un desembolso fijo y otros variables.

Colliers International Group, con sede central en Toronto, facturó el pasado año de 2.340 millones de euros en operaciones de asesoría e intermediación- La compañía cotiza en el Nasdaq, tiene presencia en 69 países y más de 15.000 profesionales en todo el mundo.

El pasado febrero integró a Irea, una consultora inmobiliaria española con fuerte presencia en el mercado hotelero y en operaciones de deuda. Desde entonces, Colliers en España está liderada por Mikel Echevarren, uno de los fundadores de la firma adquirida. Este nuevo movimiento se suma a las operaciones de concentración en el sector, en el que a finales de 2017 destacó la adquisición de Aguirre Newman por parte de la británica Savills.

“La incorporación del equipo de Niöra se produce porque apostamos a medio y largo plazo por Cataluña y a corto plazo por las oportunidades de negocio en la Comunidad Valenciana y Baleares”, explica Echevarren.

Hasta ahora, la oficina de Colliers en Barcelona estaba compuesta solo por un equipo de dos personas y con un volumen de negocio del 1% de los ingresos de la firma en España. Tras la integración, llegará hasta el 10%, según apunta Echevarren.

El nuevo director de la oficina de Barcelona lleva vinculado al inmobiliario durante los últimos 20 años, en puestos directivos en empresas como Reyal Urbis y Altamira.

Inversiones y rehabilitaciones

Asesoría. Niöra Real Estate se dedica a la asesoría de inversiones en el ámbito inmobiliario, siempre con un componente de valor añadido, por ejemplo comprando activos y rehabilitándolos.

Vivienda. Entre sus proyectos está la reforma de inmuebles en Gran Vía, Parlament, Calvet o General Mitre en Barcelona.

Normas
Entra en El País para participar