Energía

REE quiere duplicar inversiones, hasta 7.000 millones, que pagará la tarifa eléctrica

Jordi Sevilla lo considera prioritario para avanzar en la transición energética

Dice que la compra de Hispasat por parte de la compañía la debe respaldar el Gobierno

Jordi Sevilla, presidente de Red Eléctrica.
Jordi Sevilla, presidente de Red Eléctrica.

El nuevo presidente de REE, Jordi Sevilla, anunció ayer su deseo de duplicar las inversiones en la red de transporte de la compañía hasta 2025. En total, 7.000 millones de euros, que supone más del doble de las que la compañía realiza ahora anualmente (unos 400 millones de euros). Sevilla consideró que este ambicioso plan inversor (que retribuirán los consumidores en su factura de la luz) es imprescindible para poder adaptar las redes de transporte a la transición energética hacia una economía libre de emisiones de efecto invernadero.

Un objetivo que se logrará con energías renovables, que deben ser integradas en el sistema, para lo que el operador del sistema y transportista desempeñará un papel primordial. Parte de estas inversiones de deben destinar a”redimensionar los puntos de conexión y vertido de la red de transporte” así como “cerrar o adaptar algunos generadores ahora en activo”. Sin embargo, según dijo el presidente no ejecutivo de REE en una rueda de prensa, la transición “no es solo renovable”, ya que se dará más poder al consumidor y menos al generador. En este sentido, buena parte de la inversión que reclama se destinará a la digitalización de las redes (40.000 kilómetros). Pero no solo “a ampliar la longitud de la red, sino a que esta sea más inteligente. En este sentido, aludió a la inversión en robots para arreglar las torres o drones para detectar incidentes.

Sin estas inversiones, que propone el operador del sistema pero a las que el Ministerio de Transición Ecológica debe dar el visto bueno, no será posible poner en marcha una Ley de Cambio Climático y Transición Energética.

Por eso, REE ha propuesto que se reduzcan a la mitad los plazos para obtener los permisos para las obras, proceso que suele llevar habitualmente entre dos y tres años, y ha pedido al ministerio que dirige Teresa Ribera una tramitación extraordinaria acortando estos vencimientos para las inversiones vinculadas a la transición energética. Sevilla recordó que España en su día con las telecomunicaciones, que mantienen menores plazos en los permisos para ejecutar infraestructuras, e hizo alusión a la promesa de Ribera de anticipar la planificación.

Para el presidente de REE, este plan de inversiones, que retribuirán los consumidores eléctricos a través de los peajes de acceso, no se notaría en la fractura, pues la remuneración del transporte se sitúa entre un 4% y un 4,5% de los costes. Concretamente, la retribución en los peajes del transportista asciende a unos 1.800 millones de euros sobre un total de 18.000 millones (sus activos actualmente son de 8.500 millones). “El problema de la tarifa no está en REE”, subrayó Sevilla. Este señaló que la incorporación de más renovables no es lo que más encarece la factura eléctrica, sino la evolución del precio en el mercado marginalista, por lo que es partidario de resolver el problema donde existe, con actuaciones sobre el mercado.

Según fuentes del sector, la incorporación de nuevos activos derivados de ese plan de inversiones, supondría una retribución añadida para la compañía participada en un 20% por la SEPI de 50 millones de euros. Según las mismas fuentes, de aceptar el plan, el ministerio debería “destopar” las inversiones de REE, en estos momentos limitadas al 0.065% del PIB, esto es, unos 700 millones de euros anuales. O, en cualquier caso, destinar el sobrante a inversiones en el exterior. Aunque la prioridad de REE es el transporte en España, su presidente considera que salir a otros países “no es algo descabellado”. Eso sí, no se hará “a cualquier coste”, subrayó.

Sevilla reconoció que obtener esos 7.000 millones de euros en el mercado no va a ser fácil, pese a que la compañía “tiene un apalancamiento inferior a la media del sector y defendible en el contexto actual”.

En cuanto a la propuesta de metodología de retribución de las redes a partir de 2020 remitida por la CNMC al Ministerio de Transición Ecológica del 5,47%, Sevilla la considera un poco baja. REE reclama entre el 6,2% y el 6,4%.

Preguntado por la compra de Hispasat a Abertis, un proyecto de su antecesor en la presidencia José Folgado, que se topó con la oposición del Gobierno, Sevilla afirmó que, “al final, en cualquier escenario, será el Gobierno quien diga sí o no”, y añadió que, a pesar de que es una inversión que puede tener sentido para REE, ya que complementa su parte de telecomunicaciones, “no es una operación prioritaria para el grupo. “El consejo y la junta ya se han pronunciado y no diré que no. Tiene sentido, pero no es mi prioridad”, dijo. Con esta estrategia, REE pretende también que el Gobierno logre ajustar a la baja el precio de la compañía de satélites propiedad de Abertis, controlada por ACS y la italiana Atlantia tras la opa en la que La Caixa se desprendió del grupo de autopistas: de los mil millones pactados con la entidad a los más de 1.200 que le reclaman ahora los nuevos accionistas.

Normas