La petrolera de la familia de Cañete reorganiza su accionariado tras el conflicto con Hacienda

El cuñado de comisario de la UE se refuerza como primer inversor

Havorad, la sociedad investigada por Hacienda y con sede en Holanda, se desprende de más de un millón de acciones

La petrolera de la familia de Cañete reorganiza su accionariado tras el conflicto con Hacienda

La compañía petrolífera de la familia de Miguel Arias Cañete reorganiza su capital tras un conflicto con Hacienda. Según las cuentas depositadas por Petrolífera Ducar en el Registro Mercantil, el primer accionista de la sociedad pasó en 2017 a ser Miguel Domecq Solís, cuñado del comisario europeo, con un 48% de las acciones. Relevó a Havorad VB, una sociedad radicada en Países Bajos y hasta ahora el primer socio de Ducar.

Todo ello se produce después de que la Agencia Tributaria haya considerado que esta firma es “una sociedad pantalla, beneficiaria de los pagos de los intereses procedentes de España la sociedad matriz de Costa Rica, Corporación Bilares”, según reza una sentencia de 2013 de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid. En las cuentas de Petrolífera Ducar de 2015 la compañía admitía tener en vigor una inspección de Hacienda sobre su relación con Havorad VB entre 2010 y 2013. La compañía no ha querido realizar aclaraciones a este periódico.

Esta sociedad se desprendió en el ejercicio pasado de casi un millón de títulos de Ducar. Pasó de controlar 1,17 millones a 195.000 títulos. Y de controlar un 34,5% del capital a un 5,72%.

Buena parte de este paquete de acciones fue adquirido por el propio Domecq Solís, que es apoderado asimismo Havorad BV, cuyo único accionista radica en Costa Rica y Las Antillas Holandesas, de acuerdo a la información remitida a la Cámara de Comercio de Holanda. Ahora el cuñado de Cañete controla directamente 1,6 millones de títulos, frente a los 708.000 con los que contaba en 2016. En 2014 tenía directamente el 12% de la sociedad.

También Sidonia Inversiones, la patrimonial antes conocida como Arias Domeneq, se desprendió en 2017 de toda su participación en la sociedad. Controlaba un 5,19% del capital (unas 177.000 acciones). Los propietarios con menos del 5% del accionariado pasaron de sumar un 27% conjunto al 38,59%.

Paralelamente, Civisol redujo su participación a la mitad. Pasó de controlar 425.000 acciones, un 12,45% del capital, a 262.447, un 7,69%. Esta sociedad patrimonial también está controlada por la familia política de Arias Cañete y otro de sus cuñados, Rafael Domecq Solís, es su presidente.

Petrolífera Ducar saltó a la primera plana de la actualidad ante las suspicacias del Parlamento Europeo cuando Arias Cañete, que había sido el número 1 del PP a las elecciones europeas de 2014, se perfilaba como comisario europeo de Acción por el Clima y Energía. Se desprendió entonces del 2,5% que controlaba de Ducar y de Petrologis, la sociedad también de la familia de su mujer que centra su actividad en Canarias.

Inversiones en Ceuta

Las últimas cuentas de Petrolíferas Ducar recogen también las inversiones realizadas en el Puerto de Ceuta. En 2008, la autoridad portuaria de Ceuta concedió a Ducar una concesión para el almacenaje y suministro de combustible. Ducar se comprometió entonces a realizar determinadas inversiones. Según se establece en las últimas cuentas, la mayor parte las realizó en 2017, por importe de 3,3 millones. Se suman a los 692.000 euros invertidos el año anterior. Para ello firmó con CaixaBank un préstamo por dos millones y otro por la misma cantidad con Sabadell.

 

 

 

Normas