Obituario

Adiós a José Cervera: Iba por delante

Adiós a José Cervera: Iba por delante

Pepe es uno de esos que han ido por delante. Nos demostró a todos los que le conocimos que su mirada profunda llegaba más lejos, que era capaz de entender tanto los jeroglíficos óseos de las excavaciones de Atapuerca que ayudó a desentrañar durante años, hasta las últimas declaraciones en rueda de prensa de un portavoz tras el Consejo de Ministros. Iba por delante. En intuición, en generosidad, en luminosidad y en humanidad…atributos nada desdeñables para la profesión.

Trabajar codo con codo con él desde la redacción de Cinco Días nos permitía presenciar cómo su mente científica era capaz de escudriñar un Real Decreto, destripar el informe de una consultora tecnológica de la Costa Este de Estados Unidos o, en sus inicios periodísticos, de elaborar una discreta e intrascendente columna de breves. Eran otros tiempos.

Con la llegada de Internet, Pepe nos enseñó a entender la trascendencia de las entonces llamadas autopistas de la información. Iba por delante. Corría la mitad de los años noventa y se desperezaba ante los ojos del Paleontólogo Cervera un ente nuevo para la prensa salmón: despertaban Internet y las nuevas tecnologías.Eran años de inspiración, innovación y valentía periodística para Cinco Días. En esos años, la mirada de José Cervera empezaba a dejar una huella imborrable, la misma que le convertiría pocos años después en uno de los más prestigiosos pioneros de la divulgación tecnológica y científica de nuestro país.

Uno de los síntomas de los que van por delante es siempre el humor, la retranca. A Pepe siempre le sobró. Descanse en paz.

Sus compañeros de Cinco Días 

 

Normas