Nick Read asume al cargo de CEO de Vodafone con España entre sus prioridades

El directivo critica la agresividad de Telefónica en el fútbol televisado

Defiende el plan de reposicionamiento emprendido por la compañía

Nick Read, nuevo consejero delegado de Vodafone.
Nick Read, nuevo consejero delegado de Vodafone.

Momento importante en una de las grandes operadoras europeas de telecomunicaciones. Nick Read asume este lunes el puesto de consejero delegado de Vodafone, en sustitución del histórico Vittorio Colao, en el puesto desde 2008. Director financiero desde 2014 y conocedor de la empresa, Read describió recientemente cuáles son sus prioridades, entre las que figura la evolución de la compañía en el mercado español.

En la Communacopia Conference de Goldman Sachs, que tuvo lugar hace pocos días en Nueva York, Read destacó que la compañía tiene muchos negocios que están evolucionando bien dentro de su portfolio, si bien la situación en España, envuelta en una gran competencia, ocupó buena parte de su charla ante los inversores. Tras reconocer el efecto de Italia y España en las cuentas del grupo, el directivo dijo que Vodafone está emprendiendo acciones específicas en el mercado español.

El directivo hizo una explicación detallada del sector en España. “La situación actual ha sido provocada por Orange con su alianza estratégica mayorista con MásMóvil, que básicamente ha creado un cuarto operador muy creíble en el mercado en el segmento de valor”, dijo Read, quien añadió que esa relación ha cambiado el mercado. “Nos dijimos a nosotros mismos, a nuestro equipo de gestión, que esto no va a ser un fenómeno a corto plazo. Tenemos que reposicionar nuestro negocio”, señaló.

Read indicó que la empresa discernió cuatro aspectos en los que había que reposicionarse. El primer es que Vodafone necesitaba competir más con Orange en el segmento de alto valor. “Y lo hicimos”. El segundo era utilizar la segunda marca, Lowi, para competir con MásMóvil. “Lo ejecutamos. La parte buena es que es que ahora estamos en ritmos en términos de portabilidades netas más o menos neutrales con MásMóvil desde julio, y eso es bueno”, analizó.

Fútbol

La tercera cuestión se centró en el fútbol, donde Vodafone ha descartado adquirir los derechos de la Champions así como de El Partidazo. Read destacó que con la fórmula establecida en el mercado afectaba a los márgenes, dado que la vía regulatoria penalizaba a la empresa por su amplia base de clientes de televisión. Read indicó que la empresa estaba soportando unos costes anuales de 300 millones de euros por una base de 300.000 clientes que estaba dispuestos a pagar por el fútbol. “Solo hay dos millones de clientes en España dispuestos a pagar por el fútbol. Hemos tenidos numerosas promociones en los últimos dos años y apenas se ha movido ese universo”, dijo Read, quien indicó que, por el contrario, muchos hogares quieren ver películas, series y otras cosas. “Decidimos redistribuir el dinero que estábamos invirtiendo en el fútbol, y competir más activamente, comercialmente, en calidad de la red, películas, series y otros contenidos”, afirmó.

En cuarto lugar, Read describió lo que está sucediendo en España en la actualidad en el nuevo escenario del fútbol televisado. “Obviamente, Telefónica ha estado muy agresiva durante el mes de agosto y lo está siendo en septiembre, con el objetivo de atraer a nuestros clientes de fútbol”, explicó el directivo, quien añadió que Telefónica tiene unos costes de 240 millones de euros añadidos, como consecuencia de la decisión de no comprar los derechos los derechos del fútbol. “Por tanto, ellos tienen unos costes que tienen que intentar recuperar todo lo que puedan”, afirmó.

Read, que señaló que gran parte del plan de reposicionamiento de Vodafone en España está en línea con las expectativas de la compañía, parece tener clara la situación. En el sector, en cualquier caso, hay interés sobre los cambios que pueda introducir.

Otros puntos de atención

Liberty Global. Entre las prioridades de Nick Read destaca el cierre de la compra de las filiales de Liberty Global en el centro de Europa. La transacción, que debe ser aprobada por Bruselas, está valorada en 18.000 millones de euros y tiene una gran relevancia para Vodafone en su posicionamiento en Alemania, su mercado principal. Read prevé que el análisis de la CE entre en fase 2, con lo que finalizaría entre mayo y junio de 2019.

Torres de móvil. Read dejó abierta la posibilidad de que Vodafone venda parte de las torres de móvil en Europa para reducir deuda.

Presión. Vodafone está viviendo un año complicado en Bolsa, en el que se deja cerca de un 30%. La compañía está bajo presión de las agencias de calificación para una posible rebaja en el rating, dado que la compra de las filiales de Liberty provocará un aumento de la deuda.

Normas