La sociedad de Duque no refleja los ingresos de su alquiler desde 2015

El ministro de Ciencia asegura que tener su vivienda y un chalé a través de una firma patrimonial no le ahorró impuestos

La firma lleva tres ejercicios sin ingresos y sufriendo pérdidas por sus gastos

El ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque.
El ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque. EFE

El ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, defendió este jueves que no ha cometido ninguna ilegalidad, ni eludido ningún impuesto, al constituir una sociedad para gestionar la propiedad de su vivienda en Madrid, y una segunda residencia, un chalé en Javea (Alicante). Las cuentas de la firma, consultadas por este diario, no reflejan, sin embargo, los supuestos ingresos que tendría que haber abonado Duque por su "autoalquiler" de 2015 a 2017.

La sociedad sí ingresó 48.000 euros en 2013 y 30.000 en 2014, pero a partir de ahí las entradas registradas son de cero euros pese a que el ministro ha aseverado que abonaba la renta correspondiente por el disfrute de los inmuebles. Tampoco es habitual que recoja importantes gastos de explotación, dado que apenas se admiten los de mantenimiento, por valor de entre 13.500 a 42.300 euros anuales. Un gasto, además, que en los últimos tres ejercicios han condenado a la firma a pérdidas.

La sociedad en cuestión, Copenhague Gestores de Inversión de Inmuebles S.L. fue constituida en febrero de 2015 cuando Duque compró el chalé, tiene como administradores únicos a Duque y su mujer, y su capital es de 1,05 millones.

“La historia es que cuando compramos la casa y la fuimos a registrar, el notario, o alguien, nos recomendó constituir una sociedad patrimonial. Era la burbuja. El Gobierno lo estaba promocionando y tenía ciertas ventajas”, declaró en rueda de prensa, tras hacer pública la sociedad OK Diario.

“Creo que no ha habido ningún ahorro real de impuestos en absoluto por tener esa sociedad”, aseveró el ministro, que dijo haberse asesorado y no haber facturado otros ingresos suyos en la firma para evitar tributar por ellos.

Duque aseguró que no tiene abierta “ninguna investigación, ni nada, de Hacienda” y que tras escuchar sus explicaciones, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, le dio “todo su apoyo” y confió en que siga trabajando en el Gobierno.

Javier Gómez Taboada, coordinador de la sección del impuesto de sociedades en la Asociación Española de Asesores Fiscales (Aedaf) defiende que, a priori, la fórmula de propiedad a través de una sociedad es “plenamente lícita y legítima”.

“La inmensa mayoría de personas físicas que organizan su patrimonio a través de una sociedad lo último en que piensan es en los impuestos. Optan por estructura societaria frente a la individual por delimitación de responsabilidad personal frente a futuras exigencias” de terceros, explica.

Gómez admite, no obstante, que la fórmula puede tener ventajas tributarias, puesto que la segunda residencia tributa al 25% por Sociedades casi al 50% por la renta. Pero hay que ver los beneficios de la sociedad, que debe ingresar una renta similar al precio de mercado de un alquiler si la usa el dueño. Y es ahí donde la explicación de Duque parece cojear, en vista de que la sociedad carece de ingresos en los últimos años. Esta situación, y el hecho de que la sociedad venga incurriendo en pérdidas es lo extraordinario del caso, admite Gómez.

Normas