El Corte Inglés cierra a las 12.00 los libros de la emisión de bonos por 600 millones

El grupo abaratará el coste de su pasivo, que ahora supera el 4%

Las peticiones de los inversores españoles, claves en la operación

El presidente de El Corte Inglés, Jesús Nuño de la Rosa, en la junta de accionistas del grupo.
El presidente de El Corte Inglés, Jesús Nuño de la Rosa, en la junta de accionistas del grupo.

El Corte Inglés contaba ayer con demanda más que suficiente para colocar sus bonos a cinco años y medio por 600 millones. Es el gran estreno del gigante de la distribución en los mercados de capitales, con un rating (a un escalón del grado de inversión), de un tamaño relevante y dirigido al común de la comunidad inversora. Está previsto que los libros se cierren hoy a las 12 de la mañana. Con este dinero amortizará la mayor parte del crédito puente por 765 millones que le quedaba del acuerdo de financiación de enero. Pagará entre el 3% y el 3,25%.

El crédito puente inicial por un año, ampliables a dos, se firmó por 1.200 millones con el objetivo de reordenar el programa de pagarés de los empleados por más de 1.300 millones, pero ha ido amortizando deuda, gracias a la venta de inmuebles no estratégicos por 500 millones de euros en los últimos 18 meses.

Los bancos de inversión, con Goldman Sachs y Bank of America Merrill Lynch a la cabeza, abrieron ayer los libros ante la posibilidad de que el entorno de mercado se deteriore la próxima semana. Estos dos bancos, escoltados por Santander, Unicredit, CaixaBank, Bankia, Sabadell, BBVA, Société Générale, Crédit Agricole, Credit Suisse, BNP Paribas, Deutsche Bank, se diponían en principio a ejecutar la operación el próximo lunes. Los eventuales problemas con Italia, que presentó ayer sus Presupuestos, han acelerado los tiempos.

Un documento distribuido a los potenciales inversores, al que ha accedido CincoDías, revela que está previsto que los libros se cierren hoy a las 12 de la mañana y que la horquilla preliminar de precios está entre el 3% y el 3,25%. Si todo va bien, hoy por la tarde se conocerán todos los detalles y el debut habrá finalizado con rotundo éxito, explican fuentes financieras. Una portavoz de El Corte Inglés matizó que ayer la operación todavía no había concluido.

La deuda del grupo que ya cotiza

Sin rating. El grupo realizó en enero de 2015 a través de Hipercor emisiones de bonos por 600 millones de euros que vencen en 2022 y pagan un cupón anual del 3,875%. La rentabilidad, que se mueve de informa inversa al precio, de estos bonos roza el 2,8%. Estos bonos no cuentan con calificación y fueron colocados exclusivamente por Morgan Stanley entre un puñado de inversores.

Pagarés. La empresa que preside Jesús Nuño de la Rosa dispone de un programa de pagarés en el Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF), de BME, por hasta 500 millones y vencimientos de tres días a dos años. Actualmente tiene poco más de 400 millones de euros de estos instrumentos en circulación. Así, El Corte Inglés cuenta con un colchón a través de esta financiación ultrabarata de cerca de 100 millones.

La demanda preliminar –existe margen para que se produzcan revocaciones de las órdenes– duplicaba ayer el importe de la oferta, aunque los bancos tendrán que analizar los precios ofrecidos, de forma que será a lo largo de hoy, si no hay ningún imprevisto, cuando se conozca el tipo de interés final. En todo caso, el cupón será inferior al que logró con la emisión de Hipercor en 2015, que paga un 3,875% por 600 millones; estos bonos expirarán en enero de 2022.

Jesús Nuño de la Rosa asume la presidencia de Viajes el Corte Inglés

Jesús Nuño de la Rosa es ya oficialmente el nuevo jefe de una de las filiales más relevantes de El Corte Inglés: la de viajes. Así consta en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (BORME), que incluye al mismo tiempo la dimisión del expresidente Dimas Gimeno como jefe de esta división. Hace dos semanas, el actual presidente del grupo de distribución fue también nombrado el máximo responsable de la división de Seguros.

El tipo de interés de los bonos abaratará lo que paga El Corte Inglés por su pasivo. El folleto de la emisión no ofrece el tipo de interés medio de la deuda del grupo, pero sí que abonó 184 millones de euros por su deuda en los 12 meses anteriores al 31 de mayo. A esa fecha su pasivo bruto alcanzaba los 4.536 millones de euros, lo que arroja un tipo de interés que roza el 4,2%. Este dato, con todo, dista de ser exacto, puesto que la refinanciación acordada por 3.650 millones de euros se firmó en enero y en ella se recortó el coste de los créditos del grupo.

La órdenes de los inversores españoles han sido clave y fuentes financieras esperan que estos se queden claramente con más del 10% del importe total colocado. Incluso podría llegar a quintuplicar el porcentaje de participación de otras emisiones con peor rating y más arriesgadas, como las de los bonos contingentes convertibles (cocos). En este tipo de deuda ultrasubordinada y con ratings muy inferiores a la venerada nota de BBB– (la ansiada calificación que determina el grado de inversión). De hecho, en este tipo de deuda se suele colocar menos del 3% del importe entre invesores españoles.

Los británicos habitualmente son los grandes demandantes de los bonos high yield. El peso de los inversores españoles se explica por el gran conocimiento de El Corte Inglés en el mercado nacional. Estos consideran que es tan seguro como un emisor investment grade. De hecho, el menor conocimiento del grupo entre los inversores extranjeros juega en contra de la demanda foránea, a lo que se suma cierta desconfianza hacia el negocio de la distribución en especial en mercados como el británico, donde House of Fraser o Newlook han atravesado dificultades recientemente, según fuentes financieras.

Los eventuales problemas con Italia aconsejaron anticipar la operación y abrir ayer los libros de órdenes

Normas