El Brent recupera los 81 dólares por primera vez desde 2014

El crudo sube un 3% ante la falta de acuerdo para aumentar la oferta

En noviembre entran en vigor las sanciones de EE UU a Irán

El Brent recupera los 81 dólares por primera vez desde 2014

El Brent parece no encontrar techo y ayer sumó una nueva jornada al alza. El crudo de referencia en Europa se anotó un 3,12%, ascenso que le permitió conquistar los 81 dólares por barril y retornar a máximos de noviembre de 2014. En el año, los ascensos alcanzan el 21,4%. Por su parte, el West Texas subió ayer un 1,8%, hasta los 72 dólares.

Ni las insistencias de Donald Trump ni los temores a una desaceleración del crecimiento económico mundial fueron suficientes para que los miembros de la OPEP y no OPEP acordaran aumentar su producción en 500.000 barriles al día. La decisión queda pospuesta a la reunión del próximo 3 de diciembre en Viena.

La falta de entendimiento entre los productores se produce a tan solo un mes de que entren en vigor las sanciones de EE UU a Irán. El presidente estadounidense, que en los últimos meses ha alzado su voz acusando al cártel de manipular los precios del crudo de manera artificial, anunció que en noviembre comenzaría a aplicar nuevas sanciones a Teherán después de que en mayo rompiera el acuerdo nuclear firmado por su antecesor Barack Obama.

La retirada de Irán del mercado del crudo provocará una caída de la oferta. Los cálculos de las firmas de análisis prevén un descensos que oscila entre los 1,5 millones de barriles diarios que calculan desde JP Morgan a los 500.000 o el millón de barriles que recoge Bank of America Merrill Lynch en su último informe.

Pero Irán no es el único damnificado por las decisiones de Trump. El magnate estadounidense también ha impuesto sanciones contra Venezuela en un momento en el que la producción de crudo del país sudamericano está muy contraída.

En un contexto de caída de la producción, los analistas de JP Morgan no descartan que el Brent toque los 90 dólares. Por su parte, desde BoFA revisan al alza el precio objetivo del petróleo de referencia en Europa desde los 75 dólares a los 80 para 2019, llegando incluso a alcanzar los 95 dólares en el segundo trimestre del próximo año. La demanda según la entidad estadounidense se mantendrá estable y el crecimiento más débil de los emergentes se compensará con un mayor crecimiento en los países desarrollados.

Pero la reacción de los inversores no se limitan a los precios de esta materia prima. Las compañías petroleras y las aerolíneas también sufren las consecuencias. Mientras el alza del petróleo es el aliciente de las empresas dedicadas a la extracción de crudo, las aerolíneas ven cómo sus costes se incrementan. Las petroleras europeas, el sector que más sube en lo que va de año en Bolsa, se anotan de media un 1% en la sesión. Repsol, el representante español, registró ascensos del 1,8%. Por su parte, el sector del ocio cede hoy un 0,96%. Las caídas de IAG (0,75%) se mantienen en línea con las del sector.

Normas