Por qué Solaria sube un 640% en dos años

Sube un 230% este año gracias a su apuesta por enfocar su modelo de negocio hacia la producción de energía y al impulso de las renovables

Algunas firmas de análisis dudan de la continuidad de su ímpetu alcista

Solaria pulsa en la foto

Solaria es uno de los mejores valores del año con una subida del 230%. Su evolución está en paralelo a otras representantes del sector en Bolsa como Audax Renovables, que incluso gana más, el 345%, y Saeta Yield, que suma el 24%. Pero su buena racha se prolonga en el tiempo; desde noviembre de 2016 el precio de las acciones se ha incrementado el 640%, un resultado que supera con creces al de sus homólogas.Tras dibujar un gráfico espectacularmente alcista en el mercado, la compañía se relajó este verano y corrigió una mínima parte de la subida acumulada en el ejercicio. En este momento está muy volátil.

Hay un hecho destacable en la trayectoria de la acción. Durante el mes de junio se movían más de 2 millones de acciones de media en cada sesión. Ahora, apenas se llega al medio millón. Solaria pertenece al Ibex Small Cap, el índice que engloba a los valores más pequeños de la Bolsa española y también volátiles. La empresa, sin embargo, ha alcanzado una capitalización cercana a los 700 millones de euros, un tamaño más acorde con empresas medianas.

El salto de pértiga que ha dado en Bolsa está asociado a dos motivos: la apuesta (ahora sí) del Gobierno por las energías renovables o sostenibles y el cambio realizado en su modelo de negocio. “Los márgenes están funcionando muy bien”, explica Antonio Sales, analista de XTD.

La compañía incrementó el beneficio un 251% en el primer trimestre de 2018. Subrayó que se trataba de “un resultado excelente fruto del nuevo modelo operativo centrado en la explotación del negocio de generación de energía con tecnología solar fotovoltaica, de un crecimiento basado tanto en el desarrollo de nuevas plantas de generación como en la adquisición de otras ya operativas, y de la optimización de costes generales y de financiación de proyectos”. En definitiva, ha pasado de ser una fabricante de células y paneles solares a gestionar y operar plantas fotovoltaicas en distintos países. En la actualidad, cuenta con una capacidad de generación superior a los 70MW.

La propia Solaria asegura que se ha transformado de grupo industrial a empresa de generación de energía. “El objetivo principal es la generación y venta de energía eléctrica proveniente exclusivamente de nuestras plantas solares conectadas a la red”, subraya. “Creo que ha acertado. Muchas utilities se están interesando por este tipo de actividad. Además, la producción de energía se dirige hacia modelos sostenibles; es un negocio rentable, va a haber fuertes inversiones”, añade Antonio Sales.

Europa acaba de acordar que el 32% de la energía producida sea renovable al llegar a 2030, frente al 17% actual. Este pacto presumiblemente vaya más allá, ya que se ha incluido una revisión al alza para 2023.

Solaria es sin embargo un valor poco seguido por los analistas. En parte, su condición de ser pequeño lo condiciona en este sentido. La mayoría de las opiniones realizadas son positivas. “Quizás la subida más fuerte ya la ha hecho, pero los precios objetivos se sitúan sobre los 8 euros y yo creo que tiene recorrido sin problema hasta los 7 euros”, explica el experto de XTD. Estas valoraciones suponen revalorizaciones del 49% y 31%, respectivamente, sobre la cotización actual.

La energética ha aparecido en más de una ocasión en la lista de posibles candidatas a protagonizar una operación de compra o fusión. Hoy sigue siéndolo, lo que podría dar alas también a los títulos. Desde Bankinter señalan que “sigue siendo impecablemente alcista, aunque comprar ahora supondría llegar tarde al partido”. Para quienes tengan acciones desde hace tiempo apuestan por un “claro mantener”.

La energética salió a cotizar a Bolsa en junio de 2007 a 9,5 euros, alcanzando una subida en su debut del 25%. Poco tiempo después, en noviembre, tocó máximo histórico en 24,89 euros.
En julio de este año realizó ampliación de capital por 97 millones de euros con la emisión de 16,68 millones de acciones, representativas del 15,2% de su capital social. El objetivo era dar entrada a grandes inversores internacionales y obtener recursos para la financiación de proyectos.
Solaria ha sufrido también en los últimos meses la presión de las posiciones bajistas que marcaron máximos en mayo con el 0,91% del capital. En este momento han bajado al 0,41%, según los últimos datos registrados en la CNMV. Actualmente, no reparte dividendos entre sus accionistas.

Normas